Jesús Pérez y Rubén Isidro Plasencia, sin suerte en Arico

Jesús Pérez y Rubén Isidro Plasencia compitieron en el Slalom de Arico a los mandos de su Opel Corsa, pero los problemas mecánicos les impidió llegar a meta.

Suso Pérez

Bueno, echado ya en el sillón, decir lo que pasó en el Slalom del domingo. La primera manga pudimos divertirnos y conocer un poco mas el coche… En la segunda también íbamos cómodos, pero la mala suerte nos miró (decirle a mi AMIGO RUBÉN que esto es para divertirse y que cuando vamos rápido, el 90% del ritmo del coche lo lleva él; si no es por él, el coche no estaría como está y que pase lo que pase me quedo con lo que pasa fuera del coche y las risas que nos echamos. En la buenas y, sobre todo en las malas, ‘ASQUEROSO’ )

En la tercera manga ya el coche se resintió y rompió un par de cosillas, nada que no halla en el desguace . Dar las Gracias a los Chicos de Llarena Sport, Alberto y Víctor, por la ayuda en la asistencia y psicológica  y gracias también a Ayoze Cabrera, Jesús Tacoronte y Maikel Tacoronte por intentar arreglarlo hasta el final.

Gracias a mis Patrocinadores: #Michael Electrics & Mantenimance #JTRacing #AZRacing y #Mis ahorros S.L

Ruben Isidro Plasencia Viera

Slalom Arico 2021: no fue nuestro mejor día ya que prácticamente sólo pudimos correr la primera manga, haciendo un buen tiempo, dado que llevamos sin correr desde 2018.

En la segunda manga un fallo mío hizo que perdiéramos mucho tiempo, hundiéndonos en la clasificación. En la tercera sufrimos la rotura de una pata de motor y se saltaban los cambios; se intentó solucionar, pero fue imposible salir en la ultima manga. Solo nos queda agradecer mucho la gran ayuda de Ayoze Cabrera Dorta, que sin dudarlo se votó debajo del coche para arreglarlo, igual que a Jesus Tacoronte y, como no, a Alberto García Llarena y Víctor Llarena: enormemente agradecido.

Y, como no, a mi ‘padre’ Suso Pérez. La próxima nos saldrá mejor, seguro.  Y menos mal que estabas oxidadoo jajajaja

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta