Joan Font llega al ecuador del Dakar cumpliendo sus objetivos

-Junto a Themis López, se clasifica 22º en la última etapa antes de la jornada de descanso y ocupa la 18ª posición de la general en la categoría T3.

-El de Vic se siente muy bien arropado en el FN Speed Team y muy satisfecho con el comportamiento del Can-Am Maverick.

-«El coche va superbién, Themis y yo nos entendemos cada día mejor y estamos haciendo nuestra carrera a un buen ritmo».

Primer gran objetivo, cumplido. Joan Font ha completado este domingo la octava etapa del Dakar, entre Al Duwadimi y Riad, en la 22ª posición de la categoría T3 (prototipos ligeros), después de haber invertido 5 horas para recorrer los 346 kilómetros de la especial, a 51 minutos del vencedor. El resultado coloca a Font y a su copiloto Themis López en la 18ª posición de la general al llegar a la capital saudita, donde este lunes disfrutarán de una merecida jornada de descanso. Los del FN Speed Team acumulan 47 horas, 23 minutos y 43 segundos de carrera después de 3.000 kilómetros cronometrados: ¡casi dos días enteros al volante del Can-Am Maverick!

La especial incluía los ingredientes habituales de arena, tierra, dunas y también las temidas piedras, y era la segunda parte de la etapa maratón que empezó el sábado. «Todo ha ido muy bien. Estos dos días, me he dedicado a cuidar al máximo la mecánica, ya que sólo teníamos las dos horas de asistencia después de la especial del sábado. Lo cierto es que el coche va superbién, y mi copiloto Themis y yo cada día nos entendemos mejor. Estamos haciendo nuestra carrera a un buen ritmo», asegura Font.

Haber llegado a la jornada de descanso en la 18ª posición de su categoría colma los objetivos iniciales del piloto de Vic: «Cada día vamos a más. Entre 45 coches T3, estamos el 18º; poco a poco vamos escalando posiciones, en una categoría con mucho nivel en la que todos van muy rápidos. Y ahí estamos, cada día mejor y trabajando al máximo para el equipo, siendo regulares y conservando la mecánica. Estamos cumpliendo los objetivos», asevera el piloto de Doga, Racing Oil y FN Speed.

El resultado tiene mucho mérito, porque hacía casi tres años que el excampeón de España de rallys de tierra no pilotaba un vehículo tipo side-by-side, ya que sus dos últimos Dakar los hizo con un Toyota Land Cruiser de la categoría T2. «He notado que desde el 2019 no llevaba un Can-Am y la verdad es que me ha costado volver a cogerle el tono», reconoce. «Pero el equipo FN Speed ha hecho un coche que funciona a las mil maravillas. Me siento muy bien arropado por el equipo y poco a poco he ido recobrando el ritmo, no sólo con el pilotaje sino también con los reglajes y las suspensiones. Estamos supercontentos y vamos escalando», añade.

Hecho este primer balance, ahora es el momento de recuperar fuerzas en la jornada de descanso en Riad, de cara a la segunda semana de la carrera, con otros 1.220 kilómetros cronometrados. Serán menos etapas que en la primera semana (6 frente a las 8 ya disputadas) y con especiales más cortas, pero la dificultad seguirá siendo máxima, con muchas dunas y otra etapa maratón en el Empty Quarter, el mayor desierto de arena y dunas del mundo.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More