Joan Font resiste en el bucle de Neom

-El piloto de Vic se ha reincorporado a la carrera después de que ayer los mecánicos del equipo repararan el fallo eléctrico de su Toyota.
-Durante la etapa, ha asistido a dos compañeros del FN Speed Team, el saudí Saleh Alsaif y el español Miguel Bravo.
-«Hemos tenido que ir muy despacio debido a la gran cantidad de piedra y polvo que había. Estamos contentos, ¡seguimos en pie!».

Joan Font y Sergi Brugué continúan en carrera y están a tan sólo tres etapas de lo que apenas dos días antes parecía una quimera: llevar el Toyota Land Cruiser del FN Speed Team al podio de llegada de Jeddah, el próximo viernes 15. Hoy han superado otro de los mayores obstáculos de este Dakar, el exigente bucle Neom – Neom que ha dejado en la estacada a una gran cantidad de pilotos.

El piloto de Vic ha empleado algo más de 11 horas –la mitad de ellas de noche– en completar la especial, una de las más largas de esta edición, con 456 km cronometrados. La jornada arrancaba a orillas del Mar Rojo y dejaba una de las más bellas estampas de la presente edición, pero de inmediato se ha inmiscuido en una vorágine de polvo y piedras que ha puesto al límite la resistencia de su T2.

«Ha sido una etapa muy bonita pero muy larga y dura. Hemos tenido que ir muy despacio debido a la gran cantidad de piedra y polvo que había. Estamos muy contentos de estar en la meta. Seguimos en pie y daremos guerra hasta el final», ha asegurado Font a su llegada al vivac.

Durante la especial, Font y Brugué han tenido que asistir a dos compañeros del FN Speed Team con problemas. El primero, nada más empezar, ha sido el buggy del saudí Saleh Alsaif y el español Oriol Vidal, a quienes han suministrado un brazo de suspensión para que pudieran reparar su vehículo. Posteriormente, a la altura del kilómetro 150, también se han detenido para ayudar a Miguel Bravo, que tenía un trapecio de su coche roto. «Nuestra tarea y objetivo hasta el final será ayudar al equipo, llevando un ritmo regular y seguro», ha añadido.

Joan Font viene de superar su momento más delicado en esta edición del Dakar. El domingo, en el transcurso de la séptima etapa, su coche quedó parado a 150 kilómetros de la meta y estuvo más de 8 horas sin poder arrancar. Al conseguirlo, viajó hasta Neom para que el equipo de mecánicos del FN Speed pudiera reparar el vehículo. Por fortuna, dieron rápidamente con el causante del fallo eléctrico que había dejado al coche sin batería, un cable que alimenta el alternador.

Con un mochila de horas de penalización, la organización le ha permitido continuar en carrera a pesar de no haber disputado la octava etapa, ya que figura como participante en la categoría TAS Asistencia Especial. «Cruzamos los dedos para que no tengamos más problemas eléctricos. Hoy el coche se ha portado de maravilla».

El próximo escollo de Joan Font para cumplir con su objetivo y acabar su tercer Dakar consecutivo será la etapa que este miércoles deberá completar entre Neom y la ciudad de AlUla. Por delante tiene 342 kilómetros de especial más otros 241 de enlace, con Jeddah brillando en el horizonte.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta