Joan Font se da un respiro tras un complicado inicio de Dakar

-El piloto del FN Speed Team consigue acabar la tercera etapa a un ritmo superior al de los dos días precedentes.

-Si ayer le ayudaban a sacar su vehículo de una olla de dunas, hoy ha sido él quien ha auxiliado a otro participante que se había quedado encallado.

-«Una etapa más salvada, muy difícil, como todas. El arranque de rally está siendo realmente duro: donde hay piedra, hay mucha piedra, y donde hay arena, hay muchísima arena fina».


Joan Font y Sergi Brugué han completado este miércoles su etapa más relajada de cuantas han disputado hasta el momento. A pesar de volver a sufrir varios contratiempos en las dunas y recorrer, como es habitual en ellos, los últimos kilómetros a oscuras, nada se compara con lo vivido los dos primeros días de rally, en los que emplearon una media de casi 11 horas en completar ambas especiales. Hoy «sólo» necesitaron 8 horas y 3 minutos para llegar a la meta.

«¡Hacer tan sólo 90 kilómetros de noche es un exitazo!», celebraba Joan Font a su llegada al vivac. «Una etapa más salvada, muy difícil, como todas. El arranque de rally está siendo realmente duro: donde hay piedra, hay mucha piedra, y donde hay arena, hay muchísima arena fina, de esa en la que te quedas clavado. Hemos sacado la pala estos dos días en multitud de ocasiones», resume el piloto de Vic.

La tercera etapa del Dakar contenía un variado repertorio de terrenos a lo largo de los 403 kilómetros cronometrados de especial. Tuvieron que superar varios cordones de dunas diseminados, zonas rápidas y otras algo más técnicas. Pero fue en las primeras donde el Toyota Land Cruiser de Font tuvo más trabajo. «De nuevo nos hemos quedado encallados, pero esta vez no ha sido tan grave. De hecho, hasta hemos podido ayudar a salir a un compañero del equipo, Pablo Olivas».

Tras la experiencia del día anterior, en la que estuvieron cerca de dos horas encerrados en una olla de dunas sin encontrar una salida –fueron ayudados por el camión de asistencia rápida del FN Speed Team pilotado por Álex Aguirregaviria–, en esta ocasión redujeron a 1 hora el tiempo que estuvieron varados.

En la parte final de la etapa, de nuevo volvieron a encontrarse con otra dificultad añadida: «En las últimas dunas se nos han complicado las cosas porque hacía mucho viento y las crestas estaban muy rotas. Cuando coronaba no veía hacia donde tenía que ir debido a la tormenta de arena. Pero estamos contentos, cada vez estamos navegando mejor y las cosas se van poniendo en su lugar», añade.

Más descansados que otros días, Joan Font y Sergi Brugué afrontarán mañana la jornada más larga de esta edición, 813 kilómetros de recorrido de los cuales 337 serán cronometrados. En principio se trata de una etapa de transición en la que no deberían tener excesivos problemas para seguir adelante, un día más, en la prueba del motor más dura del mundo.

También podría interesarte

Deja una respuesta