Joan Font sobrevive al infierno de la etapa maratón

El piloto de Vic consigue acabar la especial en 57ª posición después de perder más de una hora tratando de desencallar su Can-Am, enterrado en el fesh-fesh.

“A lo largo del día hemos pilotado con mucha precaución, muy tranquilos, sabedores que no tendríamos asistencia mecánica por la noche”.


Joan Font sigue vivo en el Rally Dakar 2019 a pesar de haber sufrido mucho para completar la especial de este jueves, correspondiente a la primera parte de la etapa maratón. El piloto del FN Speed Team ha cruzado la línea de meta en 57ª posición tras otra dura jornada en la que el fesh-fesh, como a otros tantos participantes, le ha jugado una mala pasada.

“Nos hemos quedado literalmente enterrados en un metro de fesh-fesh. Nos ha adelantado un camión, que ha levantado una gran nube de polvo, y nos hemos quedado encallados”, narra el piloto de Vic. Una hora después, Joan Font y su copiloto Juan Félix Bravo han sido capaces de sacar el coche y seguir la etapa. “Han sido momentos difíciles pero después hemos podido seguir y acabar, que es lo que importante”.

Por fortuna, el Can-Am Maverick X3 XDS llegará en buenas condiciones al campamento en Tacna, por lo que podrá tomar la salida sin problemas en la etapa de este viernes. Una gran noticia puesto que, como el resto de participantes, su buggy deberá pasar la noche sin asistencia mecánica: “Esta noche trabajaremos nosotros con el coche, pero creemos que está bien. A lo largo de todo el día hemos pilotado con mucha precaución, muy tranquilos, sabedores de lo que implica una etapa maratón”.

Joan Font ha completado los 405 kilómetros cronometrados de especial en 8 horas, 44 minutos y 56 segundos, a más de cinco horas del ganador de la etapa. En la general figura en la 49ª posición provisional, la misma con la que empezó la jornada, mientras que en la categoría UTV Open, reservada para SxS fuera de especificaciones FIA, es el sexto clasificado.

Joan Font sobrevive a la cuarta etapa del Rally Dakar, algo que nunca había conseguido hasta la fecha. En su único Dakar, en 2017, el piloto de Vic tuvo que abandonar al romper el motor de su side by side y no llegar a tiempo de cambiarlo para el inicio de la siguiente especial: “Aquel fue un golpe muy duro porque confiábamos en llegar mucho más lejos. En este sentido, estamos muy satisfechos de seguir adelante un día más, aunque llegamos exhaustos”, asegura el piloto catalán al hacer balance de sus primeros días de carrera.

Por si fuera poco, la segunda parte de la maratón prevista para este viernes será todavía más larga que la primera, con 517 kilómetros de especial y 197 de enlace. Sin duda, otro desafiante reto para Joan Font y Juan Félix Bravo, quienes ya sólo piensan en llegar vivos a la etapa de descanso: “Queremos llegar enteros a Arequipa, aunque de nuevo nos tocará sufrir mucho”.

PUBLICIDAD

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete para recibir la mejor información del motor en tu correo
Puede darse de baja cuando desee
También podría interesarte
Comentarios