Jordi Juvanteny y José Luis Criado, los Reyes Magos del Dakar

Los integrantes del KH-7 Epsilon Team reparten ilusión al rescatar a varios vehículos de entre las dunas, durante una tercera etapa plagada de incidencias.

“Nosotros somos así. No podemos ver a alguien con problemas y pasar a su lado como si nada… nunca lo hemos hecho y no lo haremos ahora porque vayamos sólo dos en la cabina. Creemos que éste es el verdadero espíritu del Dakar”.

Su generosa solidaridad no les ha impedido finalizar 20º en camiones y ser los mejores de 6×6 y Producción.

Si alguien pensaba que por ser sólo dos en la cabina, este año Jordi Juvanteny y José Luis Criado iban a ser menos solidarios, andaban muy equivocados. La pareja del KH-7 Epsilon Team ha vuelto a ejercer de ‘ángeles de la guarda’ o, mejor dicho, de Reyes Magos para repartir felicidad entre el gran número de participantes que se han encontrado en apuros durante la tercera etapa del Dakar 2021. Y, a pesar de todo, el piloto catalán y el copiloto andaluz han marcado un top 20 en camiones y la primera plaza de 6×6 y Producción. ¡Menuda proeza!

“Nosotros somos así. No podemos ver a alguien con problemas y pasar a su lado como si nada… nunca lo hemos hecho y no lo haremos ahora porque vayamos sólo dos en la cabina. Creemos que ese es el verdadero espíritu del Dakar”. De esta forma tan sincera, se expresa José Luis Criado, copiloto del KH-7 Epsilon Team que afronta su 31ª participación y se confirma como el español con más ediciones acumuladas.

Fieles a su filosofía, hoy se han detenido en multitud de ocasiones durante la tercera etapa, que constaba de un bucle con salida y llegada a Wadi Ad-Dawasir. A lo largo de los 403 kilómetros de especial, se han topado con numerosos participantes encallados, averiados o accidentados, a los que han tratado de auxiliar, con sus conocimientos mecánicos, sus eslingas o, simplemente, con consejos y mensajes de ánimo. Ellos son así, y no se le caen los anillos para echar una mano a quien la necesite.

“Ya en las primeras dunas nos hemos encontrado al coche de Manolo Plaza con la tracción rota y al lado un camión embarrancado. En la siguiente duna, había otro vehículo accidentado y eso sólo ha sido el principio… porque en la zona de dunas hemos visto escenas espeluznantes. Hemos ayudado a todos los que hemos podido y sólo deseamos que nadie se haya lastimado, porque hay quien se ha dado algún golpe muy fuerte”, narraba el piloto Jordi Juvanteny.

Lo más sorprendente es que, a pesar de todo el tiempo perdido, han sido capaces de llegar a la meta en una brillante 20ª posición absoluta de camiones y primeros en sus apartados de Producción y 6×6, que lideran con autoridad. Su registro final ha sido de 6 horas, 34 minutos y 39 segundos. “Hemos hecho una etapa de notable-alto”, valoraba orgulloso el jienense Criado.

Tras encadenar dos magníficas jornadas, el KH-7 Epsilon Team escala hasta el 19º lugar de la general provisional, con un acumulado de 20h 59′ 45». Mañana volverán a afrontar los 813 kilómetros de la etapa 4 entre Wadi Ad-Dawasir y Riad con su mismo espíritu solidario y cuando algunos los vean llegar en pleno desierto será como ver a los mismísimos Reyes Magos… aunque esta vez sean sólo dos.

También podría interesarte

Deja una respuesta