Joseba Iraola fue el más rápido en monoplazas de la Subida a Jaizkibel, batiendo un nuevo récord

  • Joseba Iraola renueva su vitoria en Jaizkibel por tercer año consecutivo y supera el record histórico del tramo que el mismo realizó en 2018.
  • Bruno Scherer vence en la categoría de turismos y recupera una primera plaza que ya ostentó en 2020.
  • Al cierre de la prueba, los organizadores de la prueba han realizado un balance muy positivo, con una gran afluencia de público, con espectáculo asegurado, sin incidentes y además, en una jornada en la que el tiempo ha acompañado.

Joseba Iraola (Norma NP01) revalida por tercer año consecutivo su victoria en la Subida a Jaizkibel, organizada por la Escudería Jaizkibel y por el RACVN, en la categoría de monoplazas marcando un tiempo de 2:19.101. registrado en la segunda manga. Este resultado le ha servido al piloto de Balmaseda para superar el tiempo record del tramo que el mismo realizó en 2018 (2:21.456).

En la categoría de turismos Bruno Scherer ha logrado hacerse con la primera posición con su Porsche 911 GT3 con un tiempo de 2:47.420. El piloto francés recupera así el título que ya ganó hace dos años, en la edición de 2020, pero que en la edición del año pasado logró el piloto vasco afincado en Francia, Beñat Población, con su Midjed V6ST.

El podio en la categoría de monoplazas lo han completado Arkaitz Ordoki (Norma M20FC) y Aitor Manso (BRC B49), con unos tiempos de 2:36.464 y 2:39.235, respectivamente. En la categoría de turismos la segunda y tercera plaza del podio han sido para Igor Urien (Citroen AX) y para Alberto Marcos, con unos tiempos de 2:48.124 y 2:54.606.

Todos los pilotos finalistas, tanto en la categoría de monoplazas, como en la de turismos, han registrado sus mejores tiempos en la segunda manga de carrera, con la excepción de Igor Urien, cuyo mejor tiempo se ha registrado en la primera carrera. En la categoría de monoplazas, entre la primera y la segunda manga, no se han registrado cambios de posición en los primeros puestos (simplemente los pilotos han mejorado sus respectivas marcas). Sin embargo, en la categoría de turismos, la segunda manga ha sido definitiva para definir la composición final del podio. En la primera carrera, Igor Urien (Citroën AX) marcaba el mejor tiempo de los turismos (2:48.124), por delante de Bruno Scherer (Porsche 911 GT3) (2:49.873). Sin embargo, en la segunda manga, Igor Urien, ha rodado unas décimas más lento que en la primera (2:48.976) y ha sido superado por Scherer que ha sido 2 segundos más rápido respecto a su primera carrera (2:47.429). Con ello, el piloto francés se ha adjudicado la segunda posición del podio relegando a Urien a la tercera plaza.

Durante la prueba se han registrado un total de 5 abandonos, cuatro de ellos por avería mecánica y el quinto por una salida de pista en la que no ha habido que lamentar ningún herido, ni daños materiales destacados, más allá de los que ha sufrido el propio vehículo con la salida.

Al cierre de la edición, el director de carrera y presidente de la Federación Guipuzcoana de Automovilismo, Iñigo Cuesta, ha realizado una valoración muy positiva de la prueba. El espectáculo ha estado asegurado y se ha podido disfrutar de un nuevo record en el tramo, el de Iraola. Además, a la ausencia de incidentes, ha habido que sumar un día con un tiempo espléndido y una gran afluencia de público.

Prueba histórica del automovilismo guipuzcoano

La Subida a Jaizkibel, organizada por el RACVN ha sido puntuable para el Campeonato de España de forma ininterrumpida durante treinta años, desde el 1971 al 2000. Además, la prueba vivió la llamada “época dorada del europeo” durante sus últimas diez ediciones de esa primera etapa en la que la emblemática subida contó con un prestigio nacional e internacional dentro de las pruebas de montaña y del automovilismo en general y atrajo a los mejores pilotos de Europa. Entre el año 2001 y el 2012 la prueba no se realizó e incluso parecía abocada a los libros de historia. Sin embargo, en 2013 la prueba volvió a realizarse de la mano de la Escudería Jaizkibel que dio comienzo a una nueva etapa de la prueba que sigue vigente, formando parte del Campeonato Vasco. El RACVN regresó a la emblemática prueba en 2018 como coorganizador. El recorrido de la prueba discurre por la G-3440 que une Pasaia con Hondarribia y tiene una longitud total de 5470 metros y 390 metros de desnivel.

También podría interesarte
Deja una respuesta