Kalle Rovanperä: «Ha sido un fin de semana muy duro; todavía no hay nada terminado»

Kalle Rovanperä dejará atrás el complicado EKO Acrópolis Rallye de Grecia y espera poder conseguir su primer título del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA en Nueva Zelanda.

El piloto de 21 años de Toyota terminó la prueba griega de la semana pasada en la 15ª posición de la general, trayendo a casa sólo cuatro puntos que salvó en el Wolf Power Stage. Su ventaja al frente de la tabla se ha reducido a 53 puntos.

Si Rovanperä puede aumentar esa ventaja en ocho puntos, o siete, si gana el rallye, en Auckland a finales de este mes (del 29 de septiembre al 2 de octubre), se coronará como el ganador más joven del título del WRC. Y ahí es donde están sus pensamientos ahora.

«Ha sido un fin de semana muy duro», dijo. «Desde el principio no estaba intuyendo el coche, desde el shakedown. Es duro, pero lo bueno es que hemos cogido algunos puntos del Power Stage y eso ayuda», se congratula.

Rovanperä no pudo encontrar la confianza que necesitaba en su Toyota GR Yaris Rally1 y terminó el tramo inicial del viernes en la novena posición de la general tras barrer la carretera. Y lo peor fue que en la segunda prueba del sábado derrapó y chocó contra un árbol.

«Saliendo delante el viernes y luego en el último día el domingo, las sensaciones eran difíciles. Tuvimos que apretar mucho en el Power Stage para conseguir los puntos que nos ayudarán en el campeonato.

«No ha sido fácil, pero ahora hemos superado esto y vamos a mirar hacia la próxima prueba. Queremos volver mucho más fuertes en Nueva Zelanda. Para el campeonato, todavía no hay nada terminado».

También podría interesarte
Deja una respuesta