La clase magistral de Neuville distancia a sus rivales en España

Thierry Neuville dominó el sábado la segunda etapa del RallyRACC – Rallye de España para acercarse a una segunda victoria de la temporada en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Fue prácticamente intocable en los tramos de asfalto en las colinas de la Costa Daurada para ampliar una escasa ventaja de 0,7 segundos durante la noche a una ventaja de 16,4 segundos sobre Elfyn Evans a falta de un día de esta penúltima preuba.

Después de ganar las tres últimas especiales de la etapa inicial del viernes, el piloto del Hyundai i20 sumó otros cinco mejores cronos consecutivos a su cuenta antes de que un reaparecido Sébastien Ogier rompiera la racha ganadora del belga. Neuville redondeó la jornada con otra victoria de etapa.

«No ha sido un día fácil», dijo. «Las condiciones eran realmente complicadas esta mañana, con un poco de niebla y etapas muy sucias, con mucha tierra. Siempre es agradable estar en el primer escalón del podio, pero mañana es un día difícil y todavía no hay nada hecho».

Evans, que lideró el viernes antes de que Neuville se pusiera a tope, no pudo hacer nada, pero mantuvo el control de la segunda posición con una ventaja de 22,3 segundos sobre su compañero de equipo en el Toyota Yaris y líder del campeonato, Ogier. Eso sería suficiente para llevar su lucha por el título de pilotos a la prueba final en Italia.

«No estoy contento, no es el día que queríamos», dijo un frustrado Evans. «No me sentí tan cómodo esta mañana, pero fue incluso un poco peor esta tarde. Teníamos algunas zonas en las que no nos sentíamos tan cómodos y hemos intentado solucionarlas. Hemos mejorado algunos sectores en los que teníamos problemas, pero he perdido el equilibrio general del coche».

Mientras Evans cedía, Ogier prosperaba. El francés tuvo problemas de ritmo esta mañana, ya que Dani Sordo estuvo a dos décimas de arrebatarle la tercera posición, pero una serie de cambios a mitad de carrera transformaron su rendimiento.

«¡Más vale tarde que nunca!», dijo. «Ha sido una primera mitad del rallye muy dura. Hemos trabajado mucho en el coche y ahora empiezo a sentirme mejor. Nunca he cambiado tanto en un coche durante un rallye, pero al menos hemos encontrado por fin un mejor ritmo.»

Reconstruyó su ventaja sobre el i20 de Sordo, pero la redujo a 1,2 segundos tras calar el motor en el último tramo.

Kalle Rovanperä se quedó a 32,4 segundos de Sordo en la quinta posición. El joven finlandés tuvo suerte de escapar de un gran «susto» esta mañana cuando su Yaris se estrelló contra un campo a gran velocidad. «Fue quizás uno de los más grandes que he tenido», dijo.

Rovanperä tuvo espacio para respirar después de que Adrien Fourmaux perdiera más de 10 minutos al chocar con un guarda raíl y pinchar un neumático de su Ford Fiesta. Tras sustituir la rueda, luchó con un eje de transmisión roto, un brazo de dirección dañado y problemas de suspensión.

Su compañero de equipo, Gus Greensmith, cedió más de un minuto con un pinchazo por la mañana y un problema con el sensor del motor esta tarde. Los dramas del dúo M-Sport Ford permitieron a Oliver Solberg subir al sexto puesto, pero un problema de embrague en la última especial retrasó al sueco y ambos intercambiaron posiciones, separados por siete décimas.

Nil Solans terminó octavo en su primera carrera en la máxima categoría, el líder del WRC2, Eric Camilli, al volante de un Citroën C3 Rally2, fue noveno con Nikolay Gryazin completando la tabla de posiciones.

La jornada final del domingo contará con dos bucles a los conocidos tramos de Santa Marina y Riudecanyes, siendo la primera pasada de Santa Marina un reto extra en la oscuridad. La asistencia de mitad de etapa divide los bucles, y la segunda pasada por Riudecanyes será el Wolf Power Stage con puntos extra. Las cuatro especiales suman 50,90 km.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta