La electromovilidad y el futuro de la gama de modelos Mini

  • Fortalecimiento de los valores fundamentales de sostenibilidad y eficiencia de la marca MINI.
  • Posibilidad de elección para los clientes por la diversidad de la gama de modelos y motores.
  • Continuación de la ofensiva de modelos en los segmentos de compactos premium y vehículos híbridos.
  • Expansión de la posición de mercado en China mediante la producción local de vehículos a partir de 2023.

MINI está impulsando el reajuste de su gama de modelos, centrándose claramente en las tecnologías de motor, segmentos de vehículos y servicios del futuro. En el centro de este reajuste está la expansión de la electromovilidad, un mayor compromiso con los segmentos de los compactos crossover premium y el fortalecimiento de su posición de mercado en China. «MINI ha sido siempre la respuesta a desafíos muy especiales relacionados con la movilidad individual. Y la voluntad de reinventar el “status quo” sigue dando forma a la marca hasta el día de hoy», comentó Bernd Körber, director de MINI. «Junto a la electromovilidad, identificar nuevos grupos objetivos y nuevos mercados será crucial para el futuro de MINI».

Ya han pasado 20 años desde el estreno de la segunda generación de MINI tras el relanzamiento de la tradicional marca británica. Desde entonces, alrededor de cuatro millones de vehículos de la marca se han producido en la planta de MINI en Oxford y se han entregado a más de 100 países de todo el mundo. Las necesidades y deseos de los clientes han definido el desarrollo de la gama de modelos MINI durante las dos últimas décadas. En 2015, el nuevo MINI Clubman encabezó el paso al segmento de los compactos premium y dos años más tarde se continuó con el nuevo MINI Countryman. Alrededor del 40 por ciento de todos los vehículos de la marca vendidos en todo el mundo pertenecen a esta clase de vehículos. Además, la gama de MINI es ahora más amplia que nunca. En la actualidad, los modelos deportivos John Cooper Works representan alrededor del cinco por ciento de las ventas totales de la marca MINI, mientras que los modelos electrificados están ganando cada vez más popularidad.

La diversión de conducir, combinada con eficiencia, está profundamente arraigada en la tradición de la marca británica y define el núcleo de MINI. El Mini classic, introducido hace 61 años, no sólo se caracterizó por un revolucionario ahorro de espacio, sino también por un motor económico con potencial deportivo. La segunda generación de MINI, introducida en el año 2000, optimizó la relación entre la conducción divertida y el consumo de combustible, introduciendo motores diésel. En 2008, MINI fue pionero de la electromovilidad en el Grupo BMW. El MINI E se produjo en una pequeña serie y se utilizó en una prueba de campo para reunir importantes conocimientos sobre el uso de un coche totalmente eléctrico en el tráfico diario.

Ahora, la movilidad sin emisiones se ha establecido firmemente dentro de la gama de modelos y en la comunidad MINI. Solamente con el MINI Countryman Cooper SE ALL4, (consumo de combustible combinado: 2,0 – 1,7 l/100 km; consumo de electricidad combinado: 14,0 – 13,1 kWh/100 km; emisiones de CO2 combinadas: 45 – 40 g/km), los vehículos con propulsión eléctrica representaron el cinco por ciento de las ventas totales de la marca en 2019. Tras el lanzamiento del MINI Electric (consumo de combustible combinado: 0,0 l/100 km; consumo de electricidad combinado: 16,8 – 14,8 kWh/ 100 km; emisiones de CO2 combinadas: 0 g/km), esta tasa se ha duplicado hasta el diez por ciento de todas las nuevas matriculaciones de la marca.

Motores de combustión muy eficientes y más vehículos eléctricos facilitan el “Power of Choice”

En el futuro, MINI permitirá a los clientes de todo el mundo tener una conducción libre de emisiones con una familia de modelos completamente electrificados. Al mismo tiempo, MINI seguirá ofreciendo motores de gasolina y diésel de alta eficiencia, que continúan siendo una solución ideal para los grupos objetivo y regiones cuyas necesidades de movilidad no pueden cumplirse todavía con vehículos totalmente eléctricos.

«Seguimos el enfoque del “The Power Of Choice” seguido por el Grupo BMW a través de nuestra amplia gama de motores gasolina y diésel, el sistema híbrido enchufable y la tracción totalmente eléctrica, con el fin de satisfacer las necesidades y aspiraciones de nuestros clientes en todo el mundo», destacó Bernd Körber. «Esto nos permite crear las condiciones para un mayor crecimiento en los mercados automovilísticos mundiales».

La futura gama de vehículos totalmente eléctricos incluirá el MINI Hatch de 3 puertas, un nuevo modelo de crossover en el segmento de los coches pequeños y un modelo de crossover compacto. Los modelos de coches pequeños de la marca y un modelo crossover en el segmento compacto estarán disponibles con motores de combustión interna convencionales.

Nuevos modelos MINI en los segmentos crossover y compacto premium

Para beneficiarse aún más del crecimiento mundial en el mercado de los crossover, MINI se centra en una ampliación de la gama de productos en este segmento de vehículos que se orienta específicamente a las necesidades de los clientes.

Al exitoso MINI Countryman se le unirá otro modelo crossover para el segmento de los coches pequeños, que se suministrará exclusivamente con motor totalmente eléctrico. Además, la próxima generación de MINI Countryman estará disponible con motores de combustión y con un motor eléctrico, para satisfacer los diferentes requisitos de los clientes de todo el mundo.

El desarrollo continuo de la gama de productos MINI ofrece la oportunidad de satisfacer las crecientes demandas de muchos clientes en cuanto a espacio y versatilidad, con un modelo adicional para el segmento compacto premium. Se preservará el principio del uso creativo del espacio que se aplica en cada MINI. Independientemente de su concepto, su clase de vehículo o tipo de conducción, cada nuevo modelo de la marca seguirá siendo muy MINI, con un máximo de espacio interior, conducción emocionante y personalidad, logrado con el menor tamaño entre sus competidores.

«Es parte de nuestra responsabilidad con la marca y la comunidad preservar el carácter único de MINI», dice Bernd Körber. «Por eso, cada nuevo modelo de nuestra marca en el futuro será inequívocamente un MINI.»

Mayor compromiso con el mercado automovilístico de China.

El mercado automovilístico más grande del mundo, China, sigue creciendo dinámicamente y será aún más importante para MINI en el futuro. Actualmente, alrededor del diez por ciento de todos los vehículos nuevos producidos para la marca se entregan a los clientes en China. Para participar en el desarrollo positivo del mercado y vender un número significativamente mayor de vehículos en China, MINI pronto cambiará su condición de marca de importación, a un proveedor de automóviles de producción local.

Sobre la base de una nueva arquitectura, desarrollada desde cero para la e-movilidad pura, a partir de 2023 se producirán en China vehículos eléctricos a batería, en cooperación con el fabricante local Great Wall Motor. Esta empresa permitirá a MINI satisfacer la creciente demanda de conducción sin emisiones tanto en China como en los demás mercados mundiales. La cooperación con el socio chino se basará en un principio claramente definido: La producción sigue al mercado. Con los vehículos de fabricación local MINI servirá al creciente mercado automovilístico chino, manteniendo al mismo tiempo una producción estable en otros lugares.

También podría interesarte

Deja una respuesta