La mecánica impidió a David Martín dar su mejor versión en Barlovento

Los problemas mecánicos impidieron al  piloto palmero David Martín (Citroën AX T4 Turbo) poder rodar con normalidad en la Subida a Barlovento 2022, aunque en la ascensión final pudo finalizarla de manera «más o menos decente».
Deivisport
Pues nada, valoración de Barlovento 2022. Al final la quinta aguantó… Pero como no podía ser de otra manera, tuve muchos problemas desde el inicio, pero así con todo, contentos de por lo menos hacer una última manga más o menos decente.
De entrada, ya en entrenos, teníamos problemas con el varillaje de la caja (al cambiar de caja después del último slalom pusimos la de repuesto que nunca se había usado y hay un problema con una de las palancas del selector), y no pudimos solucionarlo, pero sí hacer que funcionara un poco mejor. El coche también fallaba y tuve que correr sin el beng; hay un problema ahí. Lo peor de todo es que el coche no va con las nuevas gomas Pirelli, morrea muchísimo y no sé seguro donde está el problema. Supongo que será de alineado, caídas y convergencia que no deben ser igual que con las Hankook, donde no tengo ese problema con ellas.
Luego, antes de la primera oficial, intentando solucionar lo de la quinta, se parte el soporte del cable del embrague a la carrocería, pensando que se había roto el para embrague, lo que casi nos hace abandonar. Pero gracias a Aíran Martín Ramírez, que me insistió en comprobar la avería y a Diego Pérez Santos, lo pudimos solucionar; ¡muchas gracias por la ayuda!

Ya en la primera oficial, en la primera curva de derechas, con las gomas frías, se fue un poco y tocamos el malecón interior, por lo que pusimos el coche en dos ruedas. Luego, en la recta del barranco decidimos desconectar el beng, porque seguía fallando y en la recta antes del taller del poeta realizamos un trompo por los nervios de todo lo anterior. Entramos mal a la curva, pasados, y frenando ya en curva… Escapamos locos.
Y en la última tenía que asegurar un tiempo y arriesgué lo mínimo. Aparte de lo dicho, fallaba la quinta, que le costaba entrar y el morreo… Es lo que hay… La próxima más y mejor.
¡Gracias a todos!

Interior de David Martín en Barlovento

 

También podría interesarte
Deja una respuesta