La victoria en el WRC2 reaviva las esperanzas de Mikkelsen

Andreas Mikkelsen volvió a encarrilar su defensa del título de WRC2 con una victoria en el Rallye de Estonia el domingo tras una emocionante batalla con Teemu Suninen.

Mikkelsen y su rival en el Hyundai i20 N Rally2, Suninen, intercambiaron una bonita pelea a lo largo de los cuatro días de competición y sólo hubo décimas de segundo entre ambos en varios de los tramos de tierra super rápidos.

El noruego lideró desde el viernes por la tarde y amplió su ventaja a dos dígitos en la última especial del día, afectada por la lluvia. Esa diferencia se mantuvo prácticamente inalterada a pesar de un trompo el sábado, pero cuando los aguaceros azotaron el penúltimo tramo del domingo, llegó el momento de Suninen de brillar.

Sacó 6,3 segundos al piloto del Škoda Fabia Rally2 con un pilotaje valiente en las condiciones de barro y redujo la diferencia a 3,2 segundos, preparando un emocionante Wolf Power Stage.

Desgraciadamente, ese thriller no llegó a materializarse, ya que el coche de Suninen se quedó sin frenos a mitad del tramo final. Mikkels salió con 25,3 segundos de ventaja y se hizo con la victoria, además de terminar octavo en la general.

Fue un resultado importante para el actual campeón después de dos abandonos consecutivos en Portugal e Italia, y volvió a ponerse al frente del campeonato.

«Sólo traté de ir lo más rápido posible», dijo Mikkelsen, que no fue consciente de los problemas de Suninen hasta que terminó el último tramo.

«Había mucha agua en las trazadas y tuve mucho aquaplaning. Normalmente es al revés y salimos los últimos en la carretera, así que fue muy difícil. Estoy muy contento de conseguir esta victoria», añadió.

Las esperanzas de podio de Marco Bulacia se desintegraron cuando el boliviano se retiró en el TC23. Su desaparición hizo que el pelotón de perseguidores subiera una posición y diera el tercer puesto a su compañero de equipo en el Toksport Škoda, Emil Lindholm. El finlandés terminó a 1min 37.7s de Suninen y también se adjudicó la victoria en WRC2 Junior.

El joven de M-Sport Ford, Jari Huttunen, quedó a 1min 24.0s de la cuarta posición de la general. El evento marcó su última salida en un Fiesta Rally2 antes de que pilote un Puma de primera categoría para la escuadra británica en su evento de casa el próximo mes.

En la quinta posición de la general se encontraba el hombre del Fabia, Kajetan Kajetanowicz, que cayó detrás de Mikkelsen en la clasificación del campeonato. Se quedó a más de cinco minutos de la cabeza y terminó a sólo 22,3 segundos por delante del coche similar de Emilio Fernández.

También pilotaba un Fabia el italiano Mauro Miele, que se hizo con la victoria en la categoría WRC2 Masters.

También podría interesarte
Deja una respuesta