La Voz de Galicia: Víctor Senra, campeón gallego de ralis

Víctor Senra se llevó el paquete completo: San Froilán y Campeonato Gallego, todo en un día. O, mejor dicho, todo en una tarde, porque con Iago Caamaño comenzando el día en plan dominante con sendos scratch en las primeras pasadas por Outeiro de Rei y Friol, y Adrián Díaz llevándose el siguiente, los principales favoritos para el título autonómico se vieron obligados a apretarse los machos después de la hora del almuerzo.

Fue entonces cuando Víctor Senra aprovechó su pericia para adjudicarse las dos primeras entregas vespertinas, cuando la lluvia complicó sobremanera la conducción y la adherencia.

Pero el piloto de Dumbría, que defendía el título gallego logrado en el 2017 (el primero de su palmarés) también aprovechó la coyuntura que le brindaron sus dos rivales más directos. Primero, Iago Caamaño sufrió una salida de vía que le obligó a abandonar de inmediato (ya había perdido quince segundos en Friol). Después, el vehículo de Alberto Meira sufrió una avería en la caja de cambios, el de Vincios tuvo que cubrir la primera pasada por Pol en las marchas segunda y tercera. No pudo repararla en el reagrupamiento de Outeiro de Rei y también arrojó la toalla obligado.

De este modo, Víctor Senra ya salía al primer tramo nocturno como campeón gallego. Con todo, para llevarse el rali San Froilán debía gestionar la notable ventaja que se había labrado respecto a su inmediato perseguidor, Adrián Díaz. El lucense demostró que se maneja a la perfección a oscuras, pero no fue suficiente como para que, al igual que el año pasado, protagonizase una remontada que le diese su segundo San Froilán consecutivo.

Minutos después de adjudicarse el campeonato, Víctor Senra confesaba a La Voz que comienza a ser su hábitat natural, después de haber sopesado otros modos de afrontar su calendario. «O ano que ven, máis e mellor. Estou a gusto no Galego e cando se está a gusto, ¿para que cambiar?», se preguntaba. «Saiu todo a pedir de boca. Dende o primeiro tramo nos poiscionamos en cabeza. Á tarde foi moi emocionante, pero soubemos aguantar nuns tramos delicados. Todo inflúe: pericia, sorte…», concluía.

El rali da Ulloa, el 17 de noviembre, decidirá las copas.

PUBLICIDAD

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete para recibir la mejor información del motor en tu correo
Puede darse de baja cuando desee
También podría interesarte
Comentarios