Lappi mantiene una pequeña ventaja tras un viernes frenético en Italia

Esapekka Lappi ha realizado un pilotaje casi perfecto para terminar la primera etapa del viernes con una pequeña ventaja en el Rallye de Italia.

El finlandés, que debutaba en tierra con un Toyota GR Yaris, ganó dos de las seis especiales rocosas para abrir una pequeña ventaja de 0,7 segundos sobre Ott Tänak en una jornada inaugural acortada de la quinta prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Desgraciadamente, los dos últimos tramos se cancelaron debido a los retrasos que se produjeron tras un incidente durante el primer tramo de Osilu – Tergu.

Lappi empezó con fuerza y encabezó la clasificación tras el segundo tramo de Monti di Alà y Buddusò, antes de ser rápidamente superado por un Ott Tänak al ataque al final del bucle de la mañana.

Tänak estaba en buena forma y parecía que iba a superar al resto de pilotos por la tarde, pero un problema de transmisión perjudicó al piloto del Hyundai i20 N en la última especial y bajó a la segunda posición después de haber pilotado con tracción a tres ruedas.

Las cancelaciones de los tramos TC8 y TC9 tuvieron un lado positivo para Tänak, ya que pudo volver al descanso en la asistencia de Alghero sin perder terreno.

Mientras tanto, el día de Lappi estuvo relativamente libre de problemas, siendo un pinchazo en la rueda delantera izquierda en el TC5 la mayor de sus preocupaciones.

Pierre-Louis Loubet terminó a 14,4 segundos de Tänak en la tercera posición. El francés se intercambió con su compañero del M-Sport Ford Puma, Craig Breen, a lo largo del día y ambos pilotos perdieron tiempo con pequeños problemas. Al cierre de la jornada, Breen estaba a sólo 0,4 segundos de distancia.

Dani Sordo se quedó a sólo seis décimas con su Hyundai. Le costó encontrar la puesta a punto óptima al principio, pero los ajustes realizados a lo largo del día resultaron fructíferos y se apuntó un par de victorias de tramo.

Adrien Fourmaux, con el Puma, estaba en un solitario sexto puesto. Quedó por detrás de Sordo a 14,7 segundos, pero con una ventaja de 34,7 segundos sobre Takamoto Katsuta, que tuvo problemas de tracción en su Toyota.

El líder del campeonato, Kalle Rovanperä, se quedó en la octava posición después de barrer los tramos durante todo el día, seguido de un abatido Thierry Neuville, que perdió dos minutos por un problema de transmisión en el TC5. El líder del WRC2, Andreas Mikkelsen, completó el top diez de la general.

Fue un mal día para los pilotos del Reino Unido. Elfyn Evans lideró brevemente antes de abandonar con su Yaris con daños en el radiador tras una compresión en la tercera especial, mientras que Gus Greensmith terminó a 2 minutos 19.0 segundos de la cabeza después de tener problemas para reiniciar su Puma tras un exceso de velocidad por la mañana.

 

También podría interesarte
Deja una respuesta