Llega el nuevo Iveco S-Way Turbostar 40 años después de su lanzamiento

El IVECO S-Way TurboStar llega 40 años después del lanzamiento del modelo original para cumplir con los sueños de todos los seguidores de esta mítica serie: con un diseño con toda la esencia de los ochenta, una cabina con un completo equipamiento y un potente propulsor de 570 CV para homenajear al que fuera “el camión más potente de Europa”.

Sólo 5 unidades de esta edición limitada estarán disponibles para su pre-reserva, dando forma a un paquete que dará una oportunidad única a sus compradores: visitar la fábrica de IVECO en Madrid donde vivirán la experiencia única de conocer cómo se fabrica el IVECO S-Way.

La historia de IVECO ha estado ligada, desde sus orígenes, a revolucionarios modelos que no sólo han conseguido convertirse en auténticos mitos para los seguidores de la marca, sino que, a través de sus logros e increíbles cifras, han grabado su nombre en los anales de la historia de la automoción.

En 1984, IVECO sorprendía a todos con el que se convertía en el sucesor natural de su mítico 190, el IVECO TurboStar, un camión que alcanzó el estatus de leyenda en las carreteras europeas y consiguió el respeto de todos en los circuitos siendo uno de los modelos más exitosos en el mundo de la competición.

El afán de IVECO por ofrecer productos que se adapten a las necesidades de sus clientes se remonta al desarrollo de sus primeros modelos. El TurboStar no podía ser menos, por lo que después de realizar un exhaustivo estudio a más de 2.000 camioneros internacionales, los ingenieros de la marca llegaron a la conclusión de que el desarrollo del que sería su nuevo buque insignia debía centrarse en dos objetivos fundamentales: optimizar el confort en su cabina y conseguir unas prestaciones que le convirtieran en referencia.

Para conseguirlo, el IVECO TurboStar recibió un tratamiento específico para reducir las vibraciones de baja frecuencia provenientes tanto de su propulsor como de su caja de cambios. De esta forma, la suavidad en su cabina sorprendió a un público totalmente acostumbrado a hacer miles de kilómetros en las incómodas y ruidosas cabinas de sus camiones.

Su gama de innovadores y eficientes propulsores culminaba en el propulsor que le coronaría como “el camión más potente de Europa”. Se trataba de un motor V8 con 17,173 cc de cilindrada asociado a un nuevo turbocompresor que elevaba su potencia a unos impresionantes 420 CV.

El empeño de IVECO por lanzar un modelo que rompiera con todos los moldes establecidos le llevó a trabajar en uno de los elementos que, hasta entonces, no tenían cabida a la hora de desarrollar una cabeza tractora: la eficiencia aerodinámica. Tras un intenso trabajo en los túneles de viento, la cabina del TurboStar podía presumir de contar un coeficiente aerodinámico de sólo 0,53 Cx, una cifra excepcional para un vehículo de su envergadura.

Después de casi 10 años en el mercado y de comercializar más de 50.000 unidades sólo durante la década de los ‘80, el IVECO TurboStar dejó su hueco en los concesionarios al que sería su sucesor natural: el IVECO EuroStar.

El renacido: IVECO S-Way TurboStar

Un apellido como el del TurboStar no podía caer en el olvido, por lo que no había una mejor manera de rendirle homenaje que asociarlo al camión más potente y tecnológico de la historia de la marca: el IVECO S-Way.

El IVECO S-Way TurboStar es una edición limitada a 180 unidades que se convertirá en un auténtico objeto de coleccionista gracias a una exclusiva fórmula que combina toda la esencia del TurboStar original con las últimas tecnologías del camión de última generación de la marca.

Los afortunados poseedores de una de las unidades del IVECO S-Way TurboStar podrán reconocer su camión al instante gracias a elementos específicos como las bandas tricolores metalizadas, seña inconfundible del modelo original, la barra de luces en la parte alta de la cabina, la nueva parrilla frontal en acabado cromado o la denominación TurboStar coronando el poderoso conjunto.

La personalización de esta edición especial no sólo se limita al exterior, sino que el interior de la cabina también cuenta con detalles específicos como los acabados en cuero en volante y salpicadero, tapicería en acabado bitono con bordados en color rojo y un cubrecolchón y un cojín personalizado para esta edición limitada.

En el apartado mecánico, el IVECO S-Way TurboStar continúa por la senda que inauguró el modelo al que rinde homenaje. De esta forma, las 180 unidades de la serie limitada van asociadas al propulsor más potente de la gama del modelo: una mecánica de seis cilindros en línea y 13 litros de cilindrada capaz de desarrollar una potencia total de 570 CV gestionados mediante una transmisión automática de 12 relaciones.

El IVECO S-Way TurboStar no sólo impresiona por su diseño, su inigualable confort de marcha y sus espectaculares prestaciones, sino que también puede presumir de tener un equipamiento de serie que le convierte en referencia. Fiel al objetivo con el que se desarrolló la primera edición del TurboStar, el S-Way ofrece accesorios especialmente útiles para sus conductores como la televisión, el microondas o la máquina de café.

Por supuesto, el IVECO S-Way TurboStar contará con las últimas novedades de IVECO en materia de conectividad. De esta forma, ofrece el amplio abanico de servicios asociados a IVECO ON que, habilitados con la innovadora función IVECO Over the Air Update, permite que los usuarios de esta edición tan especial puedan actualizar el software de sus vehículos de forma remota sin obligarles a detenerse en un taller.

No sólo esto, sino que podrán disfrutar de la compañía digital del IVECO Driver Pal, el nuevo asistente vocal para el conductor que permite interactuar con el vehículo y con la comunidad de conductores mediante los comandos de voz de Amazon Alexa.

Una oportunidad única

Los amantes del TurboStar pueden acceder ahora a una experiencia irrepetible con motivo del resurgimiento de esta denominación. Todos los interesados que realicen una pre-reserva de una de las exclusivas unidades de esta edición especial del IVECO S-Way TurboStar, no sólo podrán ponerse al volante de un vehículo que atesora parte de la gloriosa historia de IVECO, también podrá disfrutar de una oportunidad única y exclusiva: conocer en primera persona cómo se ha fabricado su camión.

Los primeros afortunados en hacerse con un IVECO S-Way TurboStar recibirán una invitación para visitar la fábrica de IVECO en Madrid, siguiendo paso a paso el proceso de fabricación de un S-Way a través de las modernas líneas de montaje de la factoría madrileña.

Una acción que permitirá a unos pocos afortunados formar parte de la historia de la marca, con la posibilidad de conocerla más a fondo de lo que nunca hubiera imaginado.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More