Loeb: «Hemos estado tratando de atacar todo el Dakar, así que no hay mucho de lo que avergonzarse»

Después de una primera participación muy complicada con Prodrive el año pasado, Sébastien Loeb fue mucho más convincente este año con un BRX Hunter mucho más eficiente gracias a la nueva normativa, pero también más fiable.

Con Fabián Lurquín a su lado, el nueve veces campeón del mundo de rallys sufrió., sin embargo, dos duros golpes: primero por un problema de transmisión (3ª etapa) y luego por errores de navegación (6ª etapa), encontrándose muy rápidamente a más de treinta minutos de Nasser Al-Attiyah, el ganador indiscutible de este Dakar.

Posteriormente, los franceses lo intentaron todo para remontar al qatarí, disfrutando en cada etapa. “Creo que tuvimos un gran rallye. Tuvimos un problema en la salida y a pesar de haberlo dado todo en los tramos de este rally, no pudimos alcanzarlos. Hemos estado tratando de atacar todo el raid, así que no hay mucho de lo que avergonzarse. Es parte del juego, es automovilismo y hay que aceptarlo».

Entiende el galo que el Dakar «es, sobre todo, un evento muy largo, por lo que puede parecer cruel cuando tienes un problema al final, pero nuestra situación fue diferente, perdimos tiempo en la salida. En el momento de nuestro problema, pensamos que ‘se acabó’, pero añun así logramos luchar, a pesar de que el juego era a distancia y sólo pudimos recortar un poco de tiempo».

Reconoció que «Nasser tiene mucha experiencia, un copiloto que no comete muchos errores, por lo que manejó muy bien su carrera. Todavía lo disfruté porque cada vez que le quitamos tiempo, fue un buen momento».

Casi sin tiempo para descansar Sébastien Loeb encontrará un clima muy diferente para realizar un último día de test en Francia para preparar el Rally de Montecarlo, donde correrá con el nuevo ford Puma Rally1.

También podría interesarte
Deja una respuesta