Loeb logra domar a la fiera para terminar liderando la segunda jornada del ‘Monte’ con 9.9 sobre Ogier

Entre campeones del Mundo va la cosa. Si en las dos especiales del jueves del 90 Rallye Automobile de Monte-Carlo los que mandaban eran los galos Sébastien Ogier y Benjamin Veillas (Toyota GR Yaris Rally1), en la primeras tres del viernes han sido sus compatriotas Sébastien Loeb y Isabelle Galmiche (Ford Puma Rally1).
Loeb, que empezaba la jornada con 6.7 por detrás de Ogier, fue el más rápido en las tres primeras especiales de la mañana del viernes, lo que le colocó al frente con 10.6. En la primera de las tres especiales de la tarde continuó la tendencia, donde Loeb volvía a ser el más rápido, ampliando su ventaja hasta los 14.5, pero en las dos últimas cronometradas del día Ogier logró recortarle en las dos a su paisano, con un primer y segundo puesto, dejando la diferencia entre ambos en 9.9, por lo que las espadas siguen en todo lo alto en la primera cita del Campeonato del Mundo de Rallys.
Los que parecen haberse ‘descolgado’ un poco son los británicos Elfyn Evans y Scott Martin (Toyota GR Yaris Rally1), terceros, que están a 22.0 del liderato y a 12.1 del segundo puesto, aunque con una cómoda renta para poder mantener el último escalón del podio con cierta tranquilidad, puesto que superan en 25.8 a los belgas Thierry Neuville y Martijn Wydaeghe (Hyundai i20 N Rally1), cuartos. Su día mejoró tras un primer tramo impactante en cual describió como «una pesadilla». «Nunca he tenido tanto miedo mientras pilotaba», dijo.
Los estonios Ott Tänak y Martin Järveoja (Hyundai i20 N Rally1) han subido un puesto y terminan quintos el segundo día de competición, teniendo el curto puesto a tiro, puesto que están a 8.9 de sus compañeros de equipo Neuville y Wydaeghe, aunque tiene prácticamente pegados a Craig Breen y Paul Nagle (Ford Puma Rally1), que bajan un puesto.
Séptimos son Gus Greensmith y Jonas Andersson (Ford Puma Rally1), que pudieron disfrutar de la alegría que supone ser los más rápidos en un tramo del WRC, lo que les pasó en el séptimo tramo.  Guillaumes / Péone / Valberg 2 (13.49 km). Están a 9.2 de Breen y Nagle, manteniendo una amplia renta respecto a Takamoto Katsuta y Aaron Johnston (Toyota GR Yaris Rally1), octavos, de 27.5.
Kalle Rovanperä y Jonne Halttunen (Toyota GR Yaris Rally1) empezó la jornada décimo segundo y ha logrado remontar hasta la novena plaza, superando en diez segundos a otro joven piloto, Oliver Solberg y Elliott Edmondson (Hyundai i20 N Rally1), que cierran las diez primeras posiciones de la general. Un trompo y la entrada de humo en el habitáculo de su i20 N retrasaron a Solberg.

La imagen dura de la jornada la aportaron los galos Adrien Fourmaux y Alexandre Coria (Ford Puma Rally1), que cuando eran cuartos sufrían una fuerte salida de carretera en la primera especial del día. Por suerte, todo quedó en un grandísimo susto.
Undécimos de la general y primer Rally2 son Stéphane Lefebvre y Andy Malfoy (Citroën C3 Rally2), que superan en sólo 1.4 a Andreas Mikkelsen y Torstein Eriksen (Škoda Fabia Rally2 evo), a los que le arrebataron esa plaza en la última especial del día.
El sábado, la acción se traslada al oeste para disputar cinco tramos cerca de Digne-les-Bains. Tres especiales matinales preceden a un cambio de neumáticos en la ciudad antes de que se repitan las dos últimas. El día incluye dos subidas al mítico Col de Fontbelle, que probablemente presente varios kilómetros de nieve y hielo en la cima.

La medidas de seguridad del Puma Rally1 evitan daños fatales para Fourmaux y Coria tras un duro accidente

También podría interesarte
Deja una respuesta