Los hermanos Vallejo cierran el CERA 2020 en Madrid con su Porsche

Los hermanos Vallejo, Sergio y Diego, estarán en la última cita de la temporada del Campeonato de España de Rallys, el Rally de Madrid, con su Porsche 911 GT3.

Sergio Vallejo

¿Preparados para escuchar música?

El otro día estuve toda la jornada montando el Porsche para la próxima prueba. Cuando estaba debajo del coche saqué el móvil e hice esta foto. Me pareció espectacular. Al llegar a casa, leí en redes sociales de todo acerca del desenlace del campeonato de España y también del “rally” de Madrid. Pocas cosas buenas, la verdad. Y me da pena, porque la mayoría critica sin más, sin analizar ni lo más mínimo.

Es cierto que a esta edición del rally madrileño no se le debería denominar rally, quizás “rallyshow” fuera más adecuado, pero es lo único que parece posible en estos momentos en la comunidad de Madrid. Todos echamos de menos aquellos grandiosos rally Shalymar, con sus tramos en la sierra, como Canencia o Navafría, de los que disfruté especialmente, auténticos tramos de rally, además del tradicional Jarama que se disputó toda la vida.

Todos tenemos dos opciones: o quedarse rajando de que aquello es una mierda, o seguirlo y tratar de disfrutar del espectáculo, sea mucho o poco. Y como piloto o copiloto, más de lo mismo. Nadie estamos obligados a ir o a seguirlo en directo o desde casa, pero mucho menos nos obligan a opinar.

También oí que los pilotos deberían abandonar después de la salida para cubrir el expediente (los que necesitan salir para clasificarse en los campeonatos). Es una opción, poco elegante a mi modo de ver, pero puede que fuera mayor el “tirón de orejas” a la federación si alguien, siendo campeón de algo, tuviera el valor de no presentarse. O si hubiera una unión clara de todos los pilotos, nos podríamos poner de acuerdo y no presentarse nadie. Pero me pregunto: ¿qué conseguiríamos con ello? ¿Quizás fastidiar a un organizador? ¿o a algún verdadero aficionado? No sé, no lo veo tan claro como algunos que opinan desde la barrera.

En fin, podemos criticar cualquier cosa, opinar y tener un punto de vista, pero un poco de empatía no vendría mal. Visto con un poco de humor, creo que el cierre de la hostelería, además de estar asfixiando al sector, está haciendo mucho mal, pues los “opinadores” de barra de bar, ahora se ven obligados a hacerlo en las RRSS y llenan de negatividad al que las tiene que “sufrir”.

Dicho esto, nosotros vamos a disfrutar de esta preciosa máquina que es el Porsche. Los que podáis verlo en directo o desde casa, ¡mirarlo con buenos ojos!

PD.: lo puse por aquí, porque mis amigos estaban en casa y el bar estaba cerrado.

También podría interesarte
Deja una respuesta