Los Puma Hybrid de M-Sport Ford preparados para correr en España

El equipo M-Sport Ford World Rally Team está ya en carreteras tarraconenses preparando la que será penúltima prueba del Campeonato del Mundo FIA de Rallyes de 2022, un evento que se ha convertido en tradicional para celebrar el final del WRC en territorio europeo.

Un total de siete automóviles alineará M-Sport en España, incluidas las cinco unidades Ford Puma Hybrid Rally1 y otras dos Ford Fiesta Rally2, éstas incluidas en la categoría WRC2. El equipo presentará dos novedades respecto al rally previo, una es la participación del francés Adrien Fourmaux, que regresará a la máxima categoría del WRC después de haber estado ausente en las dos rondas anteriores. Tras una destacada actuación en Grecia, Pierre-Louis Loubet también regresa al equipo para la que será su última aparición de la temporada.

El evento con base en Salou tiene mucha historia. 1957 fue el año que vio la primera edición del actual Rally de España, que finalmente se unió al calendario del WRC en 1991 y se situó en el área de la Costa Daurada tarraconense en 2005. La edición de 2022 será sin duda emocionante gracias a que presenta una superficie similar a lo que es una pista de carreras, con carreteras anchas y viradas que brindan la oportunidad de maximizar el compromiso del pilotaje en cada viraje.

Después de muchos años de haber sido el último eslabón sobre superficie mixta que quedaba en el campeonato, el evento de España se corre ahora solo sobre carreteras asfaltadas. Todos los tramos de la Costa Daurada inspiran una conducción agresiva y un corte de curvas cauteloso que si son afrontados con el ritmo adecuado permiten lograr excelentes tiempos, lo que por otro lado exige unas notas muy detalladas que hagan posible seguir un ritmo elevado.

El RallyRACC constará de 293,77 kilómetros de velocidad repartidos en tres días y 19 tramos cronometrados, así como un tramo shakedown previo de pruebas de 4,21 km en el Coll de la Teixeta, el jueves 20 por la mañana, pequeño sector que también formará parte del icónico tramo Riudecanyes, power stage de final de carrera, que cuenta con la icónica rotonda a la que los coches deben dar un giro completo.

El Rally de España es uno de los favoritos de los aficionados gracias a su itinerario peculiar y accesible, incluyendo una curiosa súper especial junto al mar, en pleno paseo marítimo de Salou. Otro punto a destacar para los aficionados que asisten al rally insignia de España es la ubicación del parque de asistencia, junto al enorme recinto temático PortAventura World.

Richard Millener, director del M-Sport Ford World Rally Team: “El Rally de España es un evento icónico del WRC que ha sido un elemento fijo en el calendario durante bastante tiempo, por lo que nuestras tripulaciones y el equipo tienen mucha experiencia en este terreno. Hace unas semanas tuvimos una muy buena prueba previa con todos nuestros equipos inscritos, lo que nos da mucha confianza de cara al rally. El equipo de pruebas pudo encontrar una buena puesta a punto del Puma y los equipos están muy contentos.

A medida que nos acercamos al final de la temporada, la atención se centra en asegurar buenos resultados con el Puma, ya que nuestro objetivo es terminar el año en lo más alto posible. España representa el punto final de los rallyes en territorio europeo, por lo que estamos ansiosos por ver a muchos aficionados. También este será el último evento WRC de Paul Nagle, por lo que haremos todo lo posible para asegurarnos de que salga bien y agradecerle el arduo trabajo que él y Craig han realizado desde que se unió al equipo».

Craig Breen: “España debería ser un evento que nos fuera bien, aunque no lo he disputado los dos últimos años, la última en 2018. Es un evento que me gusta y está muy cerca de lo que es una carrera en circuito, en general con buen asfalto. Se espera que el clima sea agradable y seco, lo que nos permitirá disfrutar del alto agarre a que obligan las altas velocidades. Hicimos una prueba muy completa antes del Rally Nueva Zelanda y la sensación fue positiva, así que espero que podamos enlazar esta buena sensación en el shakedown. Quedan dos eventos para terminar la temporada y queremos enfocar bien este final de campaña para ver si por fin podemos revertir la mala suerte”.

Gus Greensmith: “España es como el rally más de carreras del año, tiene carreteras muy, muy rápidas, que son magníficas para conducir y creo que se adaptan muy bien al Puma. Nuestra prueba previa salió muy bien, hicimos muy pocos cambios y el Puma anduvo fantástico desde el principio, así que estoy deseando que llegue el momento de la salida”.

Adrien Fourmaux: “Estoy muy contento de estar de vuelta al volante del Puma y en un rally tan hermoso, con algunos tramos realmente agradables. Al igual que mis compañeros, tuve un muy buen test y estoy feliz de pilotar el Ford en España. Deseo más que nunca un buen resultado para el equipo”.

Pierre-Louis Loubet: “Tengo muchas ganas del Rally de España, espero mantener la confianza que nos ofrece el Puma. Estoy seguro de que funcionará muy bien en el asfalto tarraconense. Será nuestra última participación con el Puma este año y esperamos un buen final de temporada”.

Todos los rallyes puntuables para el actual WRC han visto en algún momento de su historia grandes actuaciones de los vehículos Ford. Cataluña no puede ser menos y ha tenido tres veces como ganador alguno de los coches icónicos de la marca del óvalo. En 1993 venció el Ford Escort RS Cosworth pilotado por François Delecour – Daniel Grataloup, aquel año subcampeones del Mundo; en 2000 venció el Ford Focus WRC, en versión grupo A, de Colin McRae – Nicky Grist, y en 2004 se impuso otro Focus RS WRC, ya con la normativa de esta categoría, con Markko Märtin – Michael Park.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More