Marcos Vilar: «Los hierros se arreglan y nos volveremos a ver en pista»

El lanzaroteño Marcos Vilar no tuvo la suerte de cara en la Subida de Haría, puesto que un golpe con su BMW le impidió terminar la última ascensión.

Marcos Vilar

Quiero dar las gracias, lo primero, a toda la afición que me ayudó a mover el coche y a toda la afición que me dio ánimos. A los amigos que desde la punta de arriba de la montaña corrieron bajando para saber cómo estaba y darme ánimos; a los pilotos (pedirles perdón por joderles la última pasada y darle gracias también por esos ánimos)

A mi hijo decirle que lo quiero con locura por esas lágrimas que el pobrecito soltó cuando me vio contra el muro, ya que era su primer rally.

Y bueno, que es algo más de experiencia que uno coge, que los hierros se arreglan y que nos volveremos a ver en pista, si Dios quiere.

*MUCHISIMAS GRACIAS A TODOS DE CORAZÓN*

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta