Max McRae: «Tenía muchas ganas de hacer el Junior WRC»

Max McRae se ha propuesto seguir a su padre Alister y a su tío Colin en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA la próxima temporada.

El joven de 18 años probó un Ford Fiesta Rally3 en Polonia la semana pasada y ahora está trabajando para encontrar el respaldo para correr una temporada del Junior WRC en 2023.

McRae Jr ha pasado gran parte de su tiempo compitiendo en casa, en el oeste de Australia, después de comenzar su carrera allí en 2020.

Llegó a Gran Bretaña e Irlanda este verano para aumentar su experiencia en una serie de pruebas, incluyendo una cita del Campeonato del Reino Unido y el McRae Rallye Challenge, celebrado en honor del campeón del mundo de 1995 Colin.

«Tenía muchas ganas de hacer el Junior WRC de todos modos, pero ahora que he pilotado el coche sé que es ahí donde tengo que estar», dijo McRae con entusiasmo. La oportunidad de pilotar ese coche en las pruebas del Campeonato del Mundo de Rallyes es totalmente el camino a seguir y para eso estamos trabajando muy duro ahora», añade.

«Pasar de los rallyes en Australia a ir al campeonato del mundo es un paso adelante en cuanto a presupuesto, pero también es una oportunidad increíble para coger experiencia en los rallyes al más alto nivel en superficies y eventos como la nieve en Suecia, el asfalto en Croacia y luego la tierra rápida áspera y lisa en lugares como Cerdeña y Estonia. No sé cuál será el calendario del año que viene, pero pruebas así son el sueño y una forma especial de coger experiencia», explica.

Hablando del Fiesta Rally3 construido por M-Sport tras su test de asfalto de un día, en la que se entiende que impresionó a los observadores, McRae añadió: «Es un coche realmente impresionante. Te haces una idea de cómo va a ser el coche y cómo va a funcionar. Pensaba que tenía una idea bastante buena… pero ha sido incluso mejor de lo que pensaba que iba a ser. Lo que más me gusta es que es un coche al que hay que subirse y pilotar de verdad… cuando te esfuerzas un poco más, el coche cobra vida y ofrece mucho».

«Tenemos 245 CV y alrededor de 400 Nm de par motor; realmente se nota la diferencia en la rapidez con la que se llega a la quinta marcha en este coche con respecto al Rally4. No para de tirar», detalla un McRae que realizó numerosos cambios en la puesta a punto del coche a lo largo de los 160 km de test.

«El equipo de M-Sport Polonia fue increíble», dijo. «Tomamos la configuración base y luego hicimos bastantes cambios en todo el coche, sólo para ver cómo reaccionaba y cómo se intuía al pilotar. Fue estupendo y realmente genial pasar el día trabajando con un equipo así», sentenció.

Alister McRae participó en 77 pruebas del WRC, incluyendo marcas de alto nivel con Hyundai y Mitsubishi. Su hermano Colin ganó 25 rallyes del WRC durante una carrera estelar en la que pilotó para Subaru, Ford y Citroën. Sigue siendo el ganador más joven del título de pilotos.

También podría interesarte
Deja una respuesta