Mini al poder: Peterhansel vence en la cuarta etapa del Dakar y Sainz sigue líder

El francés Stéphane Peterhansel (Mini) se impuso este miércoles en el apartado coches en la cuarta etapa del rally Dakar, donde el español Carlos Sainz (Mini) mantuvo la primera posición de la clasificación general a pesar de la arremetida del galo y del catarí Nasser Al Attiyah (Toyota).

Sainz, que acabó la etapa en la tercera posición, a 7 minutos y 18 segundos de Peterhansel, salió de esta complicada cuarta etapa con una mínima ventaja en la general sobre Al Attiyah, vigente campeón del Dakar, que ahora está a solo a 3 minutos y 3 segundos del madrileño.

Por su parte, Fernando Alonso (Toyota) no pudo encadenar un día tan brillante como el del martes, cuando fue quinto de la etapa, y en esta jornada acabó a más de 26 minutos sobre el experimentado Peterhansel, quien tras tres días con altibajos consiguió su primer triunfo de etapa en este Dakar.

El francés logró reponerse de un grueso error cometido en el recorrido, cuando se perdió y llegó a alejarse hasta un kilómetro y medio del rumbo correcto, al que fue capaz de reincorporarse y hacer el mejor tiempo del día.

No era un día sencillo para Sainz, que era el primer coche en salir a la ruta tras haber ganado la tercera etapa celebrada el martes, por lo que era previsible que los coches que salían detrás de él como Peterhansel y Al Attiyah rodasen más rápido.

Sin embargo, Sainz manejó la situación con mucha soltura y apenas perdió tiempo sobre sus rivales más directos en casi todos los parciales de la etapa a excepción del último, que era el más complicado, con una navegación entre cañones y caminos de tierra donde era fácil desorientarse.

En esta cuarta etapa el Dakar fue de mal en peor para Joan ‘Nani’ Roma (Borgward), cuyo coche se detuvo en el kilómetro 354 por un problema técnico que le obligó a esperar al camión de asistencia para poder repararlo y continuar la marcha.

Así, el Dakar llega a su primer tercio de competición con la carrera muy apretada entre los tres primeros coches. En los próximos días llegarán las grandes etapas de dunas y arenas, donde Al Attiyah con su Toyota puede todavía presionar más a Sainz en el terreno donde el árabe es el especialista.

La cuarta etapa de este Dakar que se disputa íntegramente en Arabia Saudí tuvo un recorrido de 672 kilómetros, de los que 453 fueron cronometrados entre Neom, una futura ciudad de negocio y ocio a orillas del Mar Rojo, hasta Al Ula, ciudad en el centro de la península arábiga conocida por sus templos nabateos.

La ruta estuvo compuesta en su mayor parte por pistas de montaña con una navegación que se complicó paulatinamente hasta una última parte de ríos de arena y cañones donde era muy fácil perderse.

El Dakar 2020 se celebra íntegramente en Arabia Saudí, con doce etapas y un recorrido de casi 8.000 kilómetros, de ellos más de 5.000 cronometrados con salida en Yeda, la segunda ciudad más grande del país, y llegada en Qiddiya, una gran ciudad de ocio que se construyera a las afueras de la capital Riad.

Sunderland arrebata al chileno Cornejo la victoria de la cuarta etapa en motos

El británico Sam Sunderland (KTM) arrebató este miércoles en el último instante la victoria de la cuarta etapa del rally Dakar al chileno Nacho Cornejo (Honda), mientras que el estadounidense Ricky Brabec (Honda) continúa como líder.

Sunderland privó a Cornejo de su primera victoria de etapa en el Dakar por solo 11 segundos de diferencia en los que fue más rápido para completar los 453 kilómetros cronometrados que los pilotos recorrieron entre Neom y Al Ula (Arabia Saudí).

Con este resultado, Honda sigue manteniendo a tres de sus cuatro motos en las tres primeras posiciones de la clasificación general, pero las distancias se acortaron, pues ahora Brabec tiene a 2 minutos y 30 segundos al argentino Kevin Benavides y a 8 minutos y 31 segundos a Cornejo.

La jornada volvió a ser propicia para las motos de la marca nipona, que no llegó a ser redonda por culpa de una pequeña caída que sufrió el español Joan Barreda, lo que le hizo perder más de 17 minutos y descender hasta la séptima posición de la general.

Al comienzo del día parecía que el australiano Toby Price (KTM), ganador de la primera etapa, recuperaría el tiempo perdido en los días previos, pero el vigente campeón del Dakar no pudo recortar tiempo sobre Brabec.

Era un día de navegación muy complicada en su parte final, como en la víspera, y eso lo acusaron también el austríaco Matthias Walkner (KTM) y el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), que también cayeron en la general.

Durante el tramo cronometrado tiró la toalla el francés Xavier De Soultrait (Yamaha), quien se había animado a tomar la salida de la etapa a pesar de que el martes terminó con un grave corte en el brazo que le llevó a practicarse él mismo un torniquete con cinta adhesiva.

El piloto galo aguantó los 300 primeros kilómetros de la especial, pero al final renunció a seguir, por lo que en apenas dos días el equipo oficial de Yamaha ha perdido a sus dos principales motos para el rally, ya que el martes el francés Adrien Van Beveren sufrió un grave accidente donde se fracturó la clavícula.

Ahora le tocará al argentino Franco Caimi defender el honor de la marca japonesa, lo que ya comenzó a hacer este mismo miércoles al finalizar en la quinta posición de la etapa, a 2 minutos y 36 segundos del tiempo de Sunderland.

La cuarta etapa tuvo un recorrido de 672 kilómetros, donde la caravana del Dakar abandonó la costa del Mar Rojo para adentrarse en la península arábiga por un trazado donde predominaron las pistas de montaña, con una última parte de cañones y ríos de arena cuya navegación era particularmente difícil.

El Dakar 2020 se celebra íntegramente en Arabia Saudí, con doce etapas y un recorrido de casi 8.000 kilómetros, de ellos más de 5.000 cronometrados con salida en Yeda, la segunda ciudad más grande del país, y llegada en Qiddiya, una gran ciudad de ocio que se construyera a las afueras de la capital Riad.

También podría interesarte

Deja una respuesta