Monlau Motul, Cupra y la familia Gené hacen historia en el Circuit de Barcelona-Catalunya

Debut en turismos para Eric Gené con pole position y victoria en la última prueba de la temporada del CER, programada a 2 horas más una vuelta.

Los dos Cupra León TCR MK4 del equipo cruzaron la meta sin incidencias, con los debutantes Patrick Bay y Berta Ràfols clasificados en una meritoria cuarta plaza en su estreno automovilístico.

David Simón, team manager de Monlau Motul Technical School: “Este proyecto, que han liderado los profesores de la escuela con la ayuda de Cupra, ha salido a la perfección. Debemos subrayar, en particular, la espectacular progresión de Eric Gené, y la gran evolución de Patrick Bay y Berta Ràfols”.

Monlau Motul Technical School logró la victoria en la prueba de dos horas de resistencia de Barcelona, la última cita puntuable del GT-CER, con Jordi y Eric Gené –padre e hijo– y un Cupra León TCR MK4 como protagonistas. Dominando desde la pole position, el pequeño de los Gené firmó un primer stint memorable, durante el que protagonizó luchas, adelantamientos y un gran ritmo en su debut a los mandos de un turismo antes de ceder a su padre el testigo para consolidar la primera plaza. Prometedor estreno, también, para el segundo Cupra del equipo, pilotado por los jóvenes Patrick Bay y Berta Ràfols, que concluyeron un fin de semana de aprendizaje en una brillante cuarta plaza.

La prueba final de la temporada en suelo español para Monlau Motul Technical School arrancaba con un curioso contraste entre nervios y deseos de competir en el box. En el espacio reservado para el Cupra de los Gené, Jordi trataba de infundir experiencia y, al mismo tiempo, templar las ganas de su hijo Eric en su primera vez en una competición de turismos. Justo al lado, Berta Ràfols y Patrick Bay, este último alumno de primero de Mecánica de Competición de Automovilismo en Monlau Motul, se preparaban para la acción afinando detalles con la tutela del completo equipo técnico desplazado al Circuit de Barcelona-Catalunya, compuesto por dos ingenieros, cuatro profesores y seis alumnos.

El sábado se cerró a modo de óptima puesta de largo para la formación, que dedicó las dos tandas de ensayos privados a permitir a los debutantes ganar experiencia en pista y afinar los reglajes de cara a la jornada dominical, que concentraba entrenamientos oficiales y carrera. Este esperado día amaneció con el cielo despejado pero una temperatura muy fría, particularmente en la crono, lo que quedó reflejado en los tiempos y en la dinámica de las breves sesiones, marcadas por numerosas banderas rojas. Los Gené cerraron las dos tandas haciéndose con la pole position de su categoría, la D1, con un tiempo medio de 1:56.786. Patrick Bay y Berta Ràfols, por su parte, sufrieron con la temperatura de las gomas por las numerosas interrupciones, especialmente en la primera sesión, aunque concluyeron en un meritorio cuarto puesto con un promedio de 2:00.367.

La carrera arrancó puntual a mediodía de nuevo con 15ºC en el ambiente y poco más de 17ºC sobre el asfalto del Circuit de Barcelona-Catalunya. Los encargados de tomar la salida fueron Eric Gené y Patrick Bay, que se concentraban para plasmar en competición todo lo aprendido a lo largo del fin de semana. El primero de ellos se vio sorprendido en la arrancada por el más experimentado José Manuel de los Milagros, y también por las dos apariciones del coche de seguridad en el tramo inicial de carrera. Sin embargo, superada la primera media hora de acción, el buen vuelta a vuelta del más joven de los Gené le permitió presionar al madrileño y superarlo con una gran maniobra antes de completar un largo primer stint y entregar el Cupra a su padre en primera posición.

Los mecánicos de Monlau Motul Technical School firmaron un trabajo impecable en la visita a boxes, devolviendo a Jordi Gené a pista sin novedad y listo para completar el segundo turno hasta la bandera a cuadros y sellar la victoria en D1. Patrick Bay y Berta Ràfols, por su parte, vivieron una intensa prueba de aprendizaje, en la que supieron rehacerse de no pocas adversidades inéditas para ambos, como el tráfico y la degradación de los neumáticos, y lograron completar la carrera en una brillante cuarta posición de su clase.

David Simón, team manager de Monlau Motul Technical School, valoraba con alta nota el fin de semana del equipo: Este proyecto lo lideraban los profesores de la escuela con la ayuda de Cupra, y todo ha salido a la perfección. Por un lado, debemos subrayar la espectacular progresión de Eric Gené, que supo plasmar en pista los sabios consejos de su padre a lo largo de todo el encuentro, demostrando siempre rapidez y seguridad. Fueron estas sensaciones las que nos invitaron a apostar por él para afrontar la salida y el siempre difícil primer stint, y el resultado no podía ser mejor. Patrick Bay y Berta Ràfols, por su parte, mostraron también una gran evolución a lo largo de los dos días, y lo importante es que resolvieron con éxito muchos nuevos problemas. Estas dificultades sólo pueden aprenderse en competición, de modo que, con seguridad, cierran el meeting con un gran bagaje experiencial de cara al futuro”.

Al término de este encuentro, parte del equipo Monlau Motul Technical School se dividirá para afrontar los últimos compromisos de la temporada, previstos esta misma semana: los entrenamientos privados de Fórmula 4 en el Circuit Ricardo Tormo de Valencia y las 12 Horas de Kuwait, cita que concluye el viernes, 2 de diciembre, el calendario de las 24H Series 2022, y en la que el equipo español dispone de serias opciones de alzar el título intercontinental.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More