Neuville: «Estoy realmente decepcionado con el resultado, no sólo por mí, sino por los mecánicos»

Al salir de su Hyundai i20 N Rally1, Thierry Neuville cerró la puerta e hizo una mueca. El Safari Rallye de Kenia del pasado fin de semana fue una prueba que no olvidará durante mucho tiempo.

Hay resultados mucho peores que terminar entre los cinco primeros en una prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, pero le costó encontrar lo positivo en Naivasha.

La temporada pasada, Neuville abandonó el último día en África, pero al menos había dominado durante dos días. En esta ocasión, se iba con el pie izquierdo desde el principio del rallye, la sexta prueba del Campeonato Mundial de Rallyes de la FIA.

«Ya conoces la historia», dijo. «No hay nada que decir. Estoy realmente decepcionado con el resultado, no sólo por mí, sino por los mecánicos. Están trabajando muy duro y no reciben nada a cambio».

Como siempre parece ser el caso ahora, la prueba de Neuville estuvo llena de problemas, con el i20 N perdiendo potencia después de que el filtro de aire se llenara de arena parecida al polvo. A continuación, sufrió un pinchazo antes de retirarse en el último tramo en las condiciones de lluvia del sábado por la tarde.

Neuville se quedó atascado en la pistas cuando su motor se paró tras ingerir agua de un gran charco. Tras volver a arrancar el coche, a menos de un kilómetro de la meta, la falta de visibilidad le hizo chocar contra un árbol.

Volvió a arrancar en la etapa final del domingo y, al estilo del belga de no rendirse jamás, se llevó el máximo de puntos de bonificación al ganar el Wolf Power Stage que cerraba el rallye.

«Podemos ver, con ese crono, que el coche tiene velocidad», añadió. «Lo sabemos. Pero también son seis pruebas con problemas en algún momento.

«De alguna manera tenemos que quedarnos con lo positivo y el Power Stage nos salvó un poco el fin de semana. Pero también se está haciendo frustrante».

También podría interesarte
Deja una respuesta