Nueva victoria de Nasser Al Attiyah, que se acerca al liderato en la semana clave

Con el español Carlos Sainz prácticamente descartado para poder luchar por el liderato, salvo un vuelco inesperado, el triunfo final en la presente edición del rally Dakar dependerá de la pericia al volante de Stéphane Peterhansel, líder de la general, y Nasser Al Attiyah, que estrechó el cerco sobre el francés al conseguir su cuarta victoria parcial en la octava etapa, de 375 kilómetros de especial entre Sakaka y Neom.

A pesar de lograr el mejor tiempo en meta, para el qatarí fue una jornada redonda por los tres minutos que recortó a Monsieur Dakar, que ahora aventaja en 4 minutos y 50 segundos a Al Attiyah. La disputa por el triunfo de etapa fue nuevamente un pulso entre el piloto de Toyota y los dos de Mini, Sainz y Peterhansel.

El madrileño finalmente fue segundo, a 52 segundos, y la victoria se le escapó por otro imprevisto: «Hemos sufrido un pinchazo y perdido tiempo en un sitio un poco complicado, pero estoy contento con la especial». De no ser por sus errores de navegación en la tercera y la quinta etapa, cuando perdió prácticamente una hora, El Matador estaría en la pomada por su cuarto tuareg. Sainz se mantiene tercero de la general a 38 minutos y 55 segundos.

La segunda parte de la etapa maratón, más sencilla que la primera, transcurrió sobre un terreno de tierra y arena que incentivó la velocidad. Aunque con mucho respeto hacia la tan temida navegación. En ese contexto en la categoría de coches Peterhansel y Al Attiyah fueron alternando el liderato del tramo con Sainz siempre a su estela, mientras que Nani Roma tuvo un mal día al perder 34 minutos y 32 segundos. El catalán, sin embargo, conserva la quinta posición en la general.

En cuanto a la categoría de motos la igualdad sigue siendo la norma entre los favoritos. Un segundo era el bagaje que tenía al frente de la general al término de la anterior etapa José Ignacio Cornejo, que hoy ha reivindicado su candidatura al tuareg con el triunfo. El chileno se impuso a Toby Price por 1 minuto y 5 segundos, un segundo menos de la ventaja que ostenta sobre el australiano en la general. Tercero, a 2 minutos y 50 segundos, llegó Ricky Brabec, vigente campeón que está recortando distancias en las últimas etapas, ya sexto de la general, mientras que Joan Barreda terminó sexto y se queda a 16 minutos y 5 segundos del liderato.

El piloto de Torreblanca se mantuvo en la terna de candidatos al triunfo final durante buena parte de la etapa. Barreda firmó el mejor tiempo en el segundo y el tercer punto control, pero a partir del kilómetro 266 empezó a perder terreno. En el kilómetro 307 perdía 3 minutos y 33 segundos y en la llegada acabó cediendo 5 minutos y 47 segundos. Por su parte, Lorenzo Santolino se alejó nueve minutos y 33 segundos de la cabeza, pero escala hasta la novena plaza.

Peor le fueron las cosas a Xavier de Soultrait, hasta ayer cuarto de la general y firme candidato a la victoria final, que tuvo que retirarse. El francés, que llegó a ser líder en motos hace varias etapas, sufrió una dura caída en el kilómetro 267 y fue trasladado en helicóptero a Tabouk para pasar un examen médico completo. Sin el piloto de Husqavarna, mañana los pilotos acometerán la novena etapa del Dakar en Neom, donde la especial de 465 kilómetros transcurrirá por pistas rápidas pero muy arenosas.

 

También podría interesarte

Deja una respuesta