Nuevo Opel Mokka: con una avanzada aerodinámica para una mayor eficiencia y menores emisiones

  • Con un Cx de sólo 0,32: el nuevo factor de penetración del Mokka se encuentra entre los más bajos de su categoría
  • Cortinas de aire: reducen la resistencia y división generadas por las llantas y los neumáticos
  • Persiana de la parrilla activa: con cierre automático cuando se precisa una menor refrigeración

El diseño exterior del nuevo Ople Mokka no sólo es audaz y puro, sino también aerodinámicamente muy eficiente; Opel siempre ha apostado por una cuidada aerodinámica. Con un coeficiente de penetración (Cx) de sólo 0,32, el nuevo Mokka presenta uno de los coeficientes de resistencia más bajos de su segmento, uniéndose a los actuales referentes de la marca por aerodinámica, desde el récord del Calibra (con un Cx de 0,26) a los actuales líderes de sus categorías, con los Astra (Cx de 0,26) e Insignia (Cx de 0,25).

Debido a los retos que plantea la reducción del CO2, la eficiencia de la aerodinámica es cada vez más importante en la industria de la automoción, así como entre los clientes. Una baja penetración significa que el coche necesita una menor energía para moverse, lo que a su vez se traduce en menores consumo de combustible y emisiones.

Como con todos los coches de nuevo desarrollo de Opel, los ingenieros han optimizado la aerodinámica del nuevo Mokka en el túnel de viento de la Universidad de Stuttgart (en el Instituto de Investigación de Ingeniería de Automoción y Motores de Vehículos). En función de la versión, se ha reducido el factor de penetración hasta un excelente Cx de 0,32.

Opel ha sido un sólido líder en el apartado de la aerodinámica durante décadas y nuestro nuevo Mokka continúa esta larga tradición”, afirma Marcus Lott, Director General de Ingeniería. “Sofisticadas tecnologías como las cortinas de aire y la persiana de refrigeración activa en la parrilla están a la vanguardia en la reducción de la resistencia aerodinámica en automoción. Con su impresionante diseño, el nuevo Mokka también demuestra que su apariencia sobresaliente y sus formas de elevada eficiencia están lejos de ser excluyentes entre sí”.

Mucho más que atractivo: el diseño realza la zona inferior del frontal

La base de su alta eficiencia aerodinámica es la superficie frontal del nuevo Mokka, de sólo 2,27 m2, que se ve realzada por su diseño audaz y puro. Con la ayuda de la dinámica de fluidos computacional (CFD) y la atención en los detalles en el túnel de viento, los expertos en aerodinámica de Opel han esculpido el excelente coeficiente de penetración, optimizando cada pequeño detalle que ayuda a mejorar la aerodinámica en conjunto.

Los ingenieros han optimizado el diseño del característico Opel Vizor del nuevo Mokka, así como las formas de los pilares A y los espejos exteriores. Además, el revestimiento que cubre la parte inferior del compartimento del motor y los bajos de la carrocería mejoran el flujo del aire por debajo del coche.

El nuevo Mokka presenta unos aditamentos en los laterales del portón trasero y un alargado spoiler en el alerón situado en el techo con la finalidad de reducir la separación que causa la resistencia al avance. Además, el alerón reduce la elevación aerodinámica del eje trasero, lo que mejora aún más la estabilidad lineal, especialmente a velocidades elevadas.

Cortinas de aire y parrilla activa: innovaciones para una mayor eficiencia y una menor resistencia al avance

Otras fuentes importantes de resistencia al avance son las llantas, los neumáticos y los pasos de rueda. Para contrarrestarlo, el nuevo Mokka cuenta con unas innovadoras cortinas de aire que aumentan la eficiencia aerodinámica en esta área. Una cortina de aire es un conducto integrado a cada lado del frontal que canaliza un chorro de aire alto y delgado a través de la llanta y neumático delanteros. La cortina de aire dirige el flujo suavemente a través de los orificios de las llantas, disminuyendo la estela y su separación en la zona.

El nuevo Mokka también se beneficia de una parrilla activa que reduce aún más la resistencia al avance y mejora la eficiencia del combustible al cerrar automáticamente la apertura frontal cuando el aire para la refrigeración no es necesario. Hasta hace poco, esta innovación sólo era habitual en los coches más caros de segmentos superiores.

Al cerrarse las persianas de la parrilla, la aerodinámica mejora al poder redirigir el flujo de aire alrededor de la parte delantera del vehículo y hacia los lados, en lugar de a través del compartimiento del motor, que es menos eficiente desde el punto de vista aerodinámico.

Las persianas se abren o cierran en función de la temperatura del refrigerante del motor y de la velocidad. Por ejemplo, la parrilla se abre cuando el coche sube por un puerto de montaña o cuando se conduce por ciudad a elevada temperatura. Las persianas se cierran cuando el requerimiento de refrigeración del motor es menor, por ejemplo, a velocidades de carretera.

Los resultados de estos esfuerzos son impresionantes: en comparación con su predecesor, que tenía un coeficiente de penetración de 0,35, las emisiones de CO2 bajo el ciclo WLTP son hasta 9,0 g/km inferiores, mientras que la resistencia al avance a velocidades de autopista se ha reducido en un 16%.

El nuevo Opel Mokka, optimizado aerodinámicamente, es el primero en estrenar la nueva cara de la marca, el Opel Vizor, así como su rediseñado logotipo, el Opel Blitz, y la identificación del modelo situada en el centro del portón trasero. También es el primer Opel con el Pure Panel, con el puesto de conducción completamente digitalizado. Además, el nuevo Mokka es el primer modelo de Opel disponible desde el inicio de su comercialización en versión 100% eléctrica así como con motores de combustión de alta eficiencia.

También podría interesarte
Deja una respuesta