Ogier amplía su renta al frente del Rally de Montecarlo

Sébastien Ogier arrasó en los tramos del Rallye de MONTECARLO del viernes por la mañana para ampliar su ventaja en la prueba inaugural del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Ni siquiera un fallo en la unidad híbrida, que dejó al Toyota GR Yaris del piloto de 39 años corto de potencia, pudo hacer descarrilar a Ogier, que logró un triplete de victorias de tramo en las montañas al norte de Mónaco.

Llegó a la zona de cambio de neumáticos de Puget-Théniers con una ventaja de 32,7 segundos sobre el segundo clasificado, Thierry Neuville. El compañero de equipo de Ogier, Kalle Rovanperä, sobrevivió a un encontronazo con una barrera de protección para completar los tres primeros puestos a sólo 1,8 segundos.

Elfyn Evans, que también pilota un Toyota, había sido el rival más cercano de Ogier desde el primer tramo del jueves por la tarde, pero el galés cayó en picado al sufrir un pinchazo en la parte trasera derecha en el tramo Briançonnet-Entrevaux.

«Si miro el resultado de la mañana, puedo estar contento», dijo Ogier. «No ha sido una mañana tan relajada para nosotros debido a este problema, así que he tenido que apretar mucho. De momento, el resultado es bueno.

«Desgraciadamente, sin asistencia hay muchas posibilidades de que el problema persista esta tarde», añadió.

Ogier fue el único piloto que apostó por llevar una sola rueda de repuesto para el bucle. Al igual que la mayoría de los participantes, optó por una mezcla de neumáticos blandos y superblandos de Pirelli y gestionó su desgaste a la perfección sobre carreteras secas.

Neuville, por su parte, tuvo que luchar duro para evitar que sus gomas se sobrecalentaran. Los ajustes en la puesta a punto mejoraron el paso por curva de su i20 N, pero el belga no disfrutó de su pasada por el tramo final.

«No fue muy divertido, la verdad», dijo. «Los neumáticos están realmente al límite y se sobrecalentaron a los 2 km del tramo. Sólo intento seguir la carretera y gestionar los puntos de frenada».

Ott Tänak, tercero durante la noche, ha caído a la cuarta posición mientras seguía familiarizándose con su nuevo M-Sport Ford Puma. El estonio aventaja a Rovanperä en sólo 5,7 segundos antes de la etapa de la tarde, pero tiene una ventaja de 15,7 segundos sobre Evans, quinto.

Dani Sordo estaba a más de un minuto del liderato tras una falta de confianza a bordo de su Hyundai. Lo mismo le ocurrió a su compañero Esapekka Lappi, séptimo a mitad de etapa.

Takamoto Katsuta, a bordo de su Yaris, logró el octavo puesto de la general gracias a sus dos mejores tiempos en los cuatro primeros tramos. El japonés superó a Pierre-Louis Loubet, que tuvo que cuidar de su Puma durante la última prueba debido a un fallo en la dirección asistida. Sin asistencia a mediodía, Loubet podría tener que lidiar con el problema durante el resto del día.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More