Ogier: «Es mejor tener demasiado cuidado a que no sea suficiente»

Dos semanas después de un Rally de Finlandia muy decepcionante, Sébastien Ogier volvió a mostrar sus límites en Cataluña, a pesar de que el francés tuvo el podio en la mano durante la gran mayoría del rally. Cuarto en la línea de meta, el piloto de Toyota dejó España con una cómoda ventaja en la cima del campeonato, con una renta de 17 puntos a su favor.

Al igual que había hecho en Finlandia, el siete veces campeón del mundo de rallys no dejó de buscar la puesta a punto adecuada en su Yaris, sin llegar a encontrar una solución que le permitiera rodar más rápido. “Desafortunadamente, nuestra puesta a punto estuvo lejos de ser perfecta al comienzo del rally. Tenía que ver con varias cosas, sobre todo con el hecho de que era la primera vez que conducíamos en este tipo de terreno con el Yaris WRC, ya que este rally no estaba en el calendario el año pasado. Y nuestra preparación de prueba no fue la ideal, en carreteras que, lógicamente, no cubrían todas las tipologías encontradas en la carrera. Lo hicimos bien en los tramos más suaves y limpios, pero el coche carecía de estabilidad en carreteras donde las trayectorias requerían recortar curvas, que eran más numerosas de lo habitual. Finalmente encontramos buenos ajustes el sábado al mediodía, aunque nos faltó velocidad después», lamentó el galo.

Sin opciones de pelear con los líderes, el francés luchó contra Dani Sordo, encontrándose en una pelea contra un oponente que no tenía nada que perder. El piloto de Toyota había intentado resistir al español, pero no pudo con él: “No hay mucho más que pueda hacer. Me salí un poco en la recta final y aseguramos el cuarto puesto. Simplemente considero que el paquete Ogier-Toyota no iba lo suficientemente rápido en comparación con la competencia. Quizás podría haber sido más rápido tomando más riesgos, sin embargo, en mi posición, tengo que concentrarme en el campeonato. Esa fue la consigna una vez más a lo largo de este rally, e incluso durante la Power Stage, donde las condiciones eran complicadas y cambiaban rápidamente debido a la lluvia. Cuando estás liderando el campeonato es mejor tener demasiado cuidado a que no sea suficiente. Sigo creyendo que esa fue la estrategia perfecta ese fin de semana».

También podría interesarte
Deja una respuesta