Peterhansel: «Tienes que darlo todo, tienes que ser completo, tienes que tener un buen coche, un buen equipo…»

El ganador de la 43ª edición del Dakar, el galo Stéphane Peterhansel, confió en su (MINI JCW Buggy) para poder llegar como ganador a la meta final, explicando lo complicado que fue para él poder ganar, junto a su copiloto Edouard Boulange, una prueba de este tipo.

“Siempre hay mucha presión. Cada carrera es siempre muy difícil de poder ganar. Tienes que darlo todo, tienes que ser completo, tienes que tener un buen coche, un buen equipo… «, argumentó ‘Monsieur’ Dakar.

Pero «a pesar de todo eso, en un error humano puedes hacer que todo el trabajo no se vea recompensado de manera fácil. Ganar la decimocuarta vez fue importante porque hace treinta años gané mi primer Dakar en moto, que fue en el año 1991. También soy el único que ha ganado en los tres continentes…», dijo feliz.

La diferencia cree que estuvo «probablemente en que Nasser cometió el primer error en el prólogo. Ganó prólogo y creo que fue su primer error. Probablemente perdió el Dakar porque quería ganar la prólogo. El dúo con Edouard es realmente fantástico, tengo que decirlo. Tiene todas las cualidades para ser el mejor copiloto en rally-raids y aprendió muy rápido. No cometió errores y comprendió todo muy rápido también. Compartimos la misma pasión porque él era motociclista en el pasado. Una vez hizo el Dakar en moto, pero también participó en diez o quince carreras de Enduro du Touquet, así que es realmente un motociclista y tenemos un poco el mismo espíritu. Es agradable conducir con él».

De sus 14 victorias recuerda que «la primera victoria en moto es mi favorita, porque era con la que soñaba mucho y ahora es realmente una ventaja. Ganar siempre es una gran emoción, pero la primera victoria fue la mejor. Todos los días sentimos que teníamos todo que perder, así que fue complicado de manejar, pero al final hicimos un muy buen trabajo junto con Edouard para que él lograra su primera carrera en un coche a la primera. Fue un trabajo realmente increíble, con buena navegación, pero también muy tranquilos. Desde el exterior quizás parecía fácil, pero no fue fácil ya que todos los días manejábamos la pequeña diferencia sobre Nasser. Había mucha presión sobre el cuerpo», zanjó.

 

Stéphane Peterhansel gana el Dakar 2021, su décimo cuarto título

También podría interesarte
Deja una respuesta