Podio para el Porsche 911 RSR en Japón, cita del Campeonato del Mundo de Resistencia

  • Kévin Estre y Michael Christensen, terceros en la categoría GTE-Pro
  • Emocionante duelo en la lucha por el campeonato
  • Última carrera de la temporada, el 12 de noviembre en Baréin

Los dos 911 RSR del equipo oficial Porsche han finalizado las 6 Horas de Fuji (Japón) en tercera y cuarta posición. Michael Christensen (Dinamarca) y Kévin Estre (Francia) lograron un nuevo podio al volante del vehículo número 92. En la clasificación de constructores, Porsche está a solo un punto del líder y todavía se mantiene en la pelea por el título del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC), que se decidirá en la cita final del año en Baréin el 12 de noviembre. El mundial de pilotos también sigue en el aire.

 En la reñida batalla entre marcas en la clase GTE-Pro, Porsche logró la primera y tercera plaza en una exitosa sesión de calificación, y afrontaba la carrera de Japón con grandes esperanzas. Sin embargo, se hizo evidente desde el principio que la competitividad el día de la prueba no era la esperada. Los factores más importantes: los neumáticos y el índice BoP (balance of performance o compensación de prestaciones de los vehículos).

“Es cierto que cometimos errores, pero no había duda de que el rendimiento de hoy nunca habría sido suficiente para vencer a Ferrari”, comenta Thomas Laudenbach, Vicepresidente de Porsche Motorsport. “Es decepcionante, pero tenemos que seguir adelante y analizar las razones. Tal vez sea necesario que se revise el BoP. Nuestro objetivo no ha cambiado: queremos ganar el campeonato del mundo en Baréin”.

“¿Fue culpa nuestra hoy? ¿Fue el BoP? Tenemos que verlo con detalle y luego discutirlo. La situación fue similar para nuestros equipos cliente en la categoría GTE-Am”, explica Alexander Stehlig, Director de Operaciones de Porsche en el WEC. “No fue un buen día para nosotros. Tenemos mucho trabajo por delante pero, a pesar de lo que ha pasado aquí, somos optimistas de cara a Baréin y podemos ganar el título mundial”.

Con alrededor de 29 grados centígrados y un sol brillante, la temperatura del asfalto había alcanzado más de 50 grados cuando la carrera comenzó a última hora de la mañana en Japón. Esto supuso un duro desafío para los equipos, que habían tenido condiciones más frías en las sesiones de entrenamiento anteriores. El foco se puso en la duración de los neumáticos Michelin, que se convirtió en un factor crítico durante la prueba. El equipo Porsche GT optó por un compuesto blando para el comienzo de la carrera. Esta especificación solo ofrecía unos 30 minutos de buen rendimiento antes de que disminuyera significativamente el agarre y se incrementaran los tiempos por vuelta.

A mitad del primer relevo, los dos Porsche 911 RSR del equipo oficial cayeron de la primera y tercera plaza a la tercera y cuarta, respectivamente. El cambio a un compuesto de neumáticos medio ofreció más consistencia, pero tampoco dio una ventaja real en la lucha por la victoria. Las posiciones se establecieron rápidamente, con un orden inalterable en la categoría GTE-Pro durante largos períodos. Los 911 RSR permanecieron en el mismo lugar durante el resto de la carrera. Dos penalizaciones y una colisión con un vehículo de la categoría GTE-Am relegaron a los pilotos del Porsche nº 91 muy por detrás de sus compañeros de equipo.

En esa categoría GTE-Am, Dempsey-Proton Competition celebraba un aniversario especial: el coche nº 77 disputó su carrera número 77 del WEC. Pero el 911 RSR conducido por el dueño del equipo alemán Christian Ried y los dos pilotos británicos Harry Tincknell y Sebastian Priaulx tampoco tuvo éxito. Después de unas cuatro horas y media de carrera, se tuvo que retirar por un problema técnico. El Porsche mejor colocado en la categoría amateur fue el nº 46, del equipo cliente Project 1, que terminó en sexto lugar. El vehículo gemelo cruzó la bandera de cuadros octavo. Por su parte, el 911 nº 88 de Dempsey-Proton Racing entró en la línea de meta noveno, y el del equipo GR Racing duodécimo.

En la clasificación general, Porsche cede el liderato en el campeonato de constructores. La diferencia con el líder es de solo un punto. En el campeonato de pilotos, Estre y Christensen, segundos, todavía tienen posibilidades de lograr el título. La carrera final del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA 2022 (WEC) se disputará en Baréin el 12 de noviembre. La prueba, que se celebrará cerca de la capital Manama, tendrá una duración de ocho horas y en ella participará por última vez el exitoso Porsche 911 RSR, porque en 2023 cambia la reglamentación y competirán modelos GT3.

Comentarios de los pilotos sobre la carrera

Michael Christensen (Porsche 911 RSR nº 92): “Lo intentamos todo, pero hoy no pudimos hacer más. Nos faltó bastante velocidad. Después de comenzar la carrera desde la pole position, logramos defendernos de los Ferrari durante algunas vueltas, pero finalmente no fuimos capaces de mantener el ritmo y terminaron alejándose de nosotros. La única posibilidad habría sido tomar una decisión estratégica durante una fase de coche de seguridad, pero este escenario no se produjo en la carrera”.

Kévin Estre (Porsche 911 RSR nº 92): “Ferrari era demasiado fuerte, no pudimos igualar el ritmo. En la recta larga eran más rápidos que nosotros y luego resultaba imposible compensar esa diferencia en las curvas. Hemos hecho una muy buena carrera, pero a pesar de ello, llegamos al final con más de 30 segundos de distancia. Eso lo dice todo”.

Gianmaria Bruni (Porsche 911 RSR n° 91): “Teníamos un coche realmente bueno y exprimimos las posibilidades al máximo. Pero no fue suficiente para ser competitivos en la carrera de hoy. En comparación con nuestros rivales, era obvio que carecíamos de velocidad punta y aceleración. Desafortunadamente, Porsche solo logró terminar en tercera y cuarta posición. Tenemos que darle la vuelta a esta situación en Baréin”.

Richard Lietz (Porsche 911 RSR n° 91): “Claramente fuimos demasiado lentos. En tales circunstancias, no es nada agradable ver que te estás quedando atrás. Pero hoy no pudimos hacer más. El coche se comportó muy bien y nuestro equipo hizo un gran trabajo”.

Clasificación de la carrera

Categoría GTE-Pro

1. Pier Guidi/Calado (I/GB), Ferrari 488 GTE nº 51, 217 vueltas
2. Molina/Fuoco (ESP/I), Ferrari 488 GTE nº 52, 217 vueltas
3. Christensen/Estre (DIN/FR), Porsche 911 RSR nº 92, 217 vueltas
4. Bruni/Lietz (I/AUSTRIA), Porsche 911 RSR nº 91, 216 vueltas
5. Milner/Tandy (EE. UU./GB), Corvette C8.R nº 64, 215 vueltas

Categoría GTE-Am

1. Keating/Chaves/Sörensen (EE.UU./POR/DIN), Aston Martin nº 33, 213 vueltas
2. Frey/Gatting/Bovy (SUI/DIN/BEL), Ferrari 488 GTE nº 85, 212 vueltas
3. Hoshino/Fujii/Fagg (JAP/JAP/GB), Aston Martin nº 777, 212 vueltas
6. Cairoli/Pedersen/Leutwiler (I/DIN/SUI), Porsche 911 RSR nº 46, 211 vueltas
8. Kimura/Millroy/Barnicoat (JAP/GB/GB), Porsche 911 RSR nº 56, 211 vueltas
9. Poordad/Lindsey/Heylen (EE: UU./EE. UU./BEL), Porsche 911 RSR nº 88, 211 vueltas
12. Wainwright/Barker/Pera (GB/GB/I), Porsche 911 RSR nº 86, 193 vueltas
No clasificado: Ried/Priaulx/Tincknell (ALE/GB/GB), Porsche 911 RSR nº 77, 128 vueltas

También podría interesarte
Deja una respuesta