¿Por qué el renting es la mejor opción para tener un coche?

En la actualidad, el renting de coches es una de las opciones preferidas para poder tener un vehículo, tanto en el mundo de la empresa, como en el de los autónomos e incluso a nivel particular.

De hecho, los últimos en sumarse al renting han sido los conductores particulares, pues han realizado sus cálculos viendo que, en ocasiones, esta forma de conducir un vehículo es muy rentable.

¿Qué ventajas tiene el renting frente a la compra de un coche o furgoneta?

Es evidente que si el renting es una opción que cada vez escogen más personas y profesionales, debe tener alguna ventaja sobre la compra, y de hecho son varias.

No es necesario dar una entrada

Una de las barreras a la hora de adquirir un coche o una furgoneta es la entrada. Si vamos a un concesionario con el fin de sacar un vehículo nuevo, nos van a pedir una cantidad que suele ser de varios miles de euros.

Esto es un problema, en especial para los particulares y los pequeños autónomos, que no existe en esta modalidad en la que no hay que aportar nada más que la cuota mensual pactada con la empresa.

Nos despreocupamos del mantenimiento

Se suele decir que al comprar un coche no hay que fijarse solo en el precio, sino que se debe tener muy en cuenta el mantenimiento que hay que hacerle a lo largo de su vida útil.

Además, está el tema de las averías, las cuales son cada vez más complicadas y caras, algo que no debe preocuparnos en el renting, pues es la empresa con la que firmamos el contrato la que se hace cargo de estos gastos.

Nosotros solo debemos ocuparnos de abonar la cuota mensual que hemos pactado y de rellenar el depósito.

No hay que pagar impuestos ni seguros

Otros gastos que vamos a evitar, y que suelen ser elevados, son los pagos de los impuestos (como el municipal, que se abona todos los años), de los seguros o las inspecciones de la ITV.

Al igual que en el caso anterior, esto corre por cuenta del dueño del automóvil, que es la compañía que nos lo cede a cambio de lo que pagamos mensualmente

Beneficios fiscales en el caso de autónomos y empresas

Los autónomos y las empresas optan mucho por el renting debido a que además de las ventajas anteriores, ellos tienen beneficios fiscales tanto en el IRPF como en el IVA.

Dependiendo de la actividad, Hacienda dejará que las deducciones sean mayores o menores, pero al final sirven con el fin de pagar menos impuestos de una manera legal.

Evitamos la depreciación de los vehículos

Una de las peores inversiones que podemos realizar es la compra de un coche, pues su depreciación nada más salir del concesionario es de alrededor de un 25 %.

Es algo que se evita con el renting, ya que aquí no hay que hacer frente a esta bajada en el valor, lo que agradecen especialmente las empresas y los autónomos, aunque también es algo que beneficia a los particulares.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More