Positivas sensaciones, pero sin recompensa, para RaceSeven y Efrén Llarena en Pozoblanco

Los polvorientos caminos cordobeses fueron testigo este fin de semana de la novena edición del Rallye Ciudad de Pozoblanco, organizado por la Escudería Sierra Morena. Una cita puntuable para el Supercampeonato de España de Rallyes y la Copa de España de Rallyes de Tierra – Rallycar en la que la estructura RaceSeven acudía a pelear por el triunfo de la mano de Efrén Llarena y Sara Fernández.

Los actuales líderes del FIA ERC (Campeonato de Europa de Rallyes), que esta temporada vienen afrontando un programa doble tanto a nivel continental como dentro del S-CER estatal, arrancaban con muy bien pie al marcar el mejor registro en el Tramo de Calificación celebrado el viernes a bordo del Škoda Fabia Rally2 Evo.

La dupla de MRF Racing y del Rallye Team Spain llegaba con muchas ganas de reeditar la ilusionante victoria con la que iniciaron el campeonato en el Rallye Tierras Altas de Lorca. De hecho, ya desde los primeros compases batallaban por el liderato con el resto de favoritos como Pepe López, Alejandro Cachón o Iván Ares, manteniéndose segundos provisionales, a tan solo 12 segundos de la cabeza tras los tres primeros tramos.

Pese a un pinchazo en la cuarta especial que le hizo bajar varios puestos en la general, el piloto de Espinosa de los Monteros no tiraba la toalla y seguía luchando, hasta que desafortunadamente un problema con la bomba de combustible le dejaba fuera de juego en la sexta especial del día.

Tras las positivas conclusiones sacadas, aunque sin recompensa, toca regresar aún con más fuerzas de cara al próximo compromiso del FIA ERC. Concretamente, abordaremos con la máxima motivación nuestra próxima visita a Polonia, donde el fin de semana del 10 al 12 de junio Efrén y Sara seguirán peleando por nuevas victorias en su búsqueda del título.

Por último, no quisiéramos cerrar el repaso al Rally Ciudad de Pozoblanco sin enviar todo nuestro animo a nuestros amigos de RaceSeven Iñaki Tijera y Josemi Zendoia, que vivieron la cara amarga de las carreras al sufrir una aparatosa salida de pista (afortunadamente sin consecuencias) a bordo de su habitual Peugeot 208 R2.

También podría interesarte
Deja una respuesta