Positivo debut de Belén García en la cita de la Michelin Le Mans Club de Portimão

-La falta de rodaje en pista por incidentes ajenos complicó su estreno en una carrera de resistencia al volante de un prototipo LMP3.

-La barcelonesa firmó la 17ª posición final en carrera junto a su compañero Huilin Han y la vuelta más rápida del equipo en todo el fin de semana (1:39.649).

-«Vuelvo a casa muy contenta pese a no poder dar las vueltas que habría deseado, pero satisfecha porque la mejora está ahí. ¡Tengo ganas de volver a pilotar un coche así!».

Belén García experimentó un positivo debut en el mundo de la resistencia en Portimão, circuito que acogía el último encuentro de la temporada de la Michelin Le Mans Cup. La falta de rodaje durante todo el fin de semana complicó la progresión de la piloto catalana en el trazado luso, a lo que se unió una carrera muy accidentada y marcada por una interrupción que redujo la duración de la cita a un sprint de 30 minutos, la mayor parte de ellos con García al volante. Con todo, la barcelonesa consolidó la 17ª plaza final y logró su vuelta más rápida del fin de semana.

El debut de Belén García en el mundo de la resistencia no fue nada fácil. La catalana llegaba al Algarve con una sola jornada de test en Magny-Cours al volante del Ligier-Nissan de CD Sport y sin haber rodado previamente en el trazado luso, a diferencia de buena parte de sus rivales. A estos hándicaps de partida se uniría una rueda de infortunios en las tandas libres: «La cantidad de tráfico motivaba muchas banderas amarillas y rojas. Con tan pocas posibilidades de rodar, debía aprovechar cada segundo posible en pista para aprender y progresar en mi adaptación al coche y a la categoría».

La normativa del campeonato exige que sea el piloto con categorización FIA bronce, quien tome parte en la sesión clasificatoria. Así, dicha responsabilidad quedó en manos del chino Hulin Han, de modo que la piloto barcelonesa no volvería a empuñar el volante hasta la carrera. Han firmó en esta tanda un crono de 1:41.754 que relegaba al Ligier-Nissan número 37 a la 24ª posición de parrilla.

La cita dominical iniciaría con meteorología calmada, pero gran agitación en parrilla. De hecho, el coche de seguridad hizo su primer acto de presencia en la vuelta 3, y su resalida estuvo envuelta en problemas. Una colisión múltiple en la recta principal obligó a detener la competición para reparar las barreras, sometiendo a pilotos y equipos a una larga y tensa espera. El tiempo invertido en los trabajos redujo la duración de la competición a un sprint de 30 minutos, lo que disminuiría drásticamente el plan de rodaje de Belén el domingo:

«La idea era competir unos 60 minutos, y me he tenido que conformar con 20, así que tuve muy pocas vueltas, pero fueron muy divertidas. Tras la bandera verde empecé a coger ritmo, adelantando incluso a dos coches por el camino. Luego se decretó una neutralización por Full Course Yellow que nos mantuvo durante tres giros a 80 km/h. En la resalida, dos rivales me consiguieron superar, aunque el posterior toque entre ambos me permitió recuperar posición y firmar la 17ª plaza final».

Ese resultado escondía, además, un premio extra, ya que en su única vuelta limpia del fin de semana, Belén firmó un 1:39.649 que constituía el mejor crono del equipo en todo el fin de semana. Se recogían, al fin, los frutos tras cuatro días bastante complejos: «Vuelvo muy contenta de la carrera, porque el domingo pude percibir una mejora respecto a todas las demás sesiones. Multitud de hándicaps me habían impedido rodar durante el fin de semana, pero vuelvo de Portimão satisfecha porque la mejora está ahí. ¡Tengo ganas de volver a pilotar un coche así!».

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More