Productiva participación a modo de test para RaceSeven y Luis Vilariño en Lloret de Mar

Con las miras puestas en el European Rally Championship y dentro de un contexto de mera aclimatación al Škoda Fabia R5 EVO que empleará esta temporada, el lucense Luis Vilariño acudía de la mano de RaceSeven a la octava edición del Rally Lloret de Mar. Una cita que inauguraba el Campeonato Catalán de Rallyes 2021, siendo una de las más madrugadoras del panorama nacional y que por sus peculiaridades se convertía en un perfecto test para el experimentado piloto de Palas de Rey.

Al igual que para Vilariño, la acción sobre las míticas especiales gerundenses, que en otros tiempos fueron testigo del paso del Mundial de Rallyes en la época del Costa Brava, supuso el banderazo de salida ‘oficial’ a la temporada para la estructura RaceSeven. Y pese a ser una prueba de mero rodaje, estábamos ante un punto de inflexión importante para Vilariño, ya que además de emplear a partir de ahora la versión EVO del Škoda Fabia R5, disputaba aquí su primera carrera con el emblemático Alex ‘Kuku’ Noriega a las notas, quien le acompañará el resto de la temporada. Sin duda, una dupla que rebosa experiencia por los cuatro costados, con un currículum de lo más extenso e interesante en el automovilismo español.

Entrando de lleno en el desarrollo del rallye, y a pesar de perder algunos minutos en un pequeño percance en el primer tramo del fin de semana, correspondiente a la primera pasada por Tossa-St. Grau, la pareja del Fabia se repuso rápidamente para seguir el plan establecido. Una hoja de ruta que no era otra que la de sumar kilómetros, comprobar las diferencias de esta versión EVO en relación al Fabia de la pasada temporada y también sacar las máximas conclusiones posibles de la mano de los neumáticos Hankook.

Tras hacer ‘borrón y cuenta nueva’ en el primer tramo, Vilariño se resarcía de forma inmediata al obtener el mejor registro en la segunda especial el fin de semana, compuesto por 12 tramos cronometrados y más de 148 kilómetros frente al crono entre la jornada del viernes y el sábado. Y por si fuera poco, el Campeón Gallego de Rallyes de 2013 se llevaba para su cuenta particular el scratch en cuatro especiales más, demostrando así que pudo estar peleando por el triunfo en tierras catalanas.

La octava edición del Rally Lloret de Mar, organizado por V-Line Org, contó con un altísimo nivel de pilotos y monturas, finalizando con triunfo para Eduard Pons y Cándido Carrera (Škoda Fabia R5 EVO) por delante de Pep Bassas-Lloren de Ferrer (Peugeot 208 Rally4) y Xavier Doménech-Axel Coronado (Porsche 997 GT3-R).

También podría interesarte
Deja una respuesta