Romain Grosjean no tiene ningún tipo de fracturas, aunque sí quemaduras

El escalofriante accidente del galo Romain Grosjean (Haas) en la primera vuelta del Gran Premio de Bahrein, el antepenúltimo del Mundial de Fórmula Uno, dejó sobrecogidos a todos en la pista y los que lo veían por la pequeña pantalla.

Milagrosamente salvó la vida al salir de entre las llamas de su coche en el circuito de Sakhir, por lo que pasó la noche del domingo en el hospital para ser tratado de sus quemaduras, según comunicó su escudería.

«Nuestro piloto Romain Grosjean permanecerá en el Hospital del Ejército de Bahrein durante la noche de este domingo para ser tratado de las quemaduras que sufrió en ambas manos a raíz del accidente que sufrió al principio del Gran Premio», informó la escudería Haas en un comunicado hecho público a última hora de este domingo en el circuito de Sakhir.

«Todas las radiografías que se le hicieron demostraron que Romain no tiene ningún tipo de fracturas», explicó la escudería Haas.

También podría interesarte

Deja una respuesta