Rovanperä reacciona y supera a Evans

Kalle Rovanperä se colocó por sorpresa a la cabeza del Rallye de Estonia tras un dramático final de la primera etapa del viernes que hizo descarrilar al líder del día, Elfyn Evans.

El galés Evans se mostró imperioso al principio, ganando las cinco especiales en seco cerca de Tartu para aventajar a su compañero de equipo Toyota GR Yaris en casi 20 segundos.

Rovanperä redujo casi a la mitad la desventaja en las dos siguientes, ya que los chubascos intermitentes supusieron un reto diferente, antes del tramo de Vastsemõisa, de 6,70 km.

Bajo una intensa lluvia, y abriendo pista, Rovanperä, disfrutó de las mejores condiciones antes de que se deterioraran progresivamente. La tierra arenosa se convirtió en barro y las roderas se llenaron de agua, lo que supuso una conducción traicionera para los que venían detrás.

Rovanperä logró su tercer mejor tiempo consecutivo con casi 15 segundos de ventaja, mientras que Evans se salió de la pista y se estrelló contra unos arbustos. Cedió más de 22 segundos al finlandés y su ventaja se convirtió en un déficit de 11,7 segundos.

«No esperaba liderar después de la mañana», admitió Rovanperä. «Hicimos un buen trabajo abriendo el camino y también por la tarde tuvimos buenos tiempos. Por supuesto, el crono en el último tramo estuvo de nuestro lado, ganamos cuando a los demás les tocó la lluvia.»

Evans arrojó más luz sobre una escapada afortunada. «Las condiciones eran bastante horribles y había mucho aquaplaning al principio del tramo y tuvimos un «momento». Digamos que después fui un poco más cuidadoso. Fue una sorpresa que las condiciones fueran tan malas al principio», dijo.

El héroe local, Ott Tänak, luchó todo el día con problemas de pilotaje en su Hyundai i20 N. Cuando un tubo de calefacción dirigido a su parabrisas se soltó en Vastsemõisa, el cristal se empañó rápidamente y él también se salió de la carretera. Se recuperó y terminó a 44,3 segundos de la cabeza, en tercera posición.

También podría interesarte
Deja una respuesta