Satisfactorio debut de Sébastien Ogier con el Toyota GR010 Hybrid en Bahréin

Después de conducir en Italia la semana con el Toyota Yaris WRC para prepararse de cara al Rally de Monza, Sébastien Ogier estuvo en Bahréin este fin de semana para descubrir el campeonato WEC.

Un espectador privilegiado en el stand de Toyota para asistir a la última prueba de la temporada, pero esta vez el francés se puso al volante de un Toyota GR010 Hybrid para la jornada de “Rookie Test”, la que permite a los equipos probar nuevos pilotos.

El siete veces campeón del mundo de rallys fue el piloto más activo de Toyota con 32 vueltas cubiertas por la mañana y 52 por la tarde. Con un tiempo matutino de 1: 50.647, el piloto francés está a menos de dos segundos del mejor piloto de Toyota del día (1: 48.865), es decir, Mike Conway, ganador de las últimas 24 horas de Le Mans. Por la tarde, Sébastien Ogier trabajó en tandas más largas, completando hasta 20 vueltas sin volver a boxes.

Ansioso por asegurar un programa de resistencia para la próxima temporada, el francés obviamente espera que sus resultados del día convenzan a Toyota, mientras que su programa en el WRC depende directamente de este futuro en los circuitos.

Ogier dijo en sus redes que para él fue un «increíble día probando el Toyota de circuito por primera vez en pista. Me divertí mucho y también tengo mucho que aprender y descubrir, algo que me esperaba. Un gran agradecimiento una vez más, al equipo por el apoyo y esta oportunidad tan especial».

También podría interesarte
Deja una respuesta