Sensacional quinta plaza de Albert Orriols en el Rallye do Cocido

El catalán, en su debut en la prueba gallega de la CERA, marcó registros muy competitivos ante los pilotos locales.

Albert Orriols regresaba el pasado fin de semana a la Copa de España de Rallyes de Asfalto para hacer frente a una de sus citas más exigentes del calendario: el Rali do Cocido. Pese a que las previsiones hacían indicar que sería una carrera sobre seco, todo cambió a última hora y la lluvia y la niebla fueron los grandes protagonistas de la prueba de Lalín.

Con su Skoda Fabia R5 completamente reparado tras el accidente sufrido en el pasado Rallye de La Llana, el piloto de Vic, copilotado por Lluis Pujolar, afrontaba este rallye con
el objetivo de volver a entrar en el grupo de cabeza de la CERA, algo que logró con creces.
“Sin conocer los tramos, unas especiales muy complicadas, con poco grip a las que se le sumó la lluvia, la verdad que empezamos el rallye con cautela. No acertamos con la
primera monta de neumáticos, que era demasiado blanda para como estaba el terreno,
pese a ello y a que perdimos algo de tiempo en el primer tramo al encontrarnos a Alberto
Otero con problemas, los cronos no fueron malos”, explicaba Orriols tras el inicio de la
prueba.

A partir de ese momento, la lluvia fue más persistente, haciendo clara la elección de neumáticos. Asimismo, el veterano piloto catalán fue ganando confianza en las segundas
pasadas por los tramos, lo que le permitió mejorar sus tiempos y remontar hasta la quinta
plaza de la general a la mitad del rallye.

En los dos bucles de la tarde-noche, Orriols siguió con la misma línea ascendente de velocidad y ritmo acreditada por la mañana. “Pese a no conocer los tramos, algo que aquí es vital ya que los pilotos de la zona son auténticos maestros leyendo las diferentes condiciones en las que te puedes encontrar el asfalto, fuimos mejorando. En toda la tarde
sólo tuvimos un pequeño error en un cruce, calamos el coche y perdimos algo más de 25
segundos en la maniobra para poder continuar”, comentaba el osonense.

En la última sección, consolidado en la quinta plaza y sin opciones reales a pelear por los puestos precedentes, Orriols y su copiloto se dedicaron a conservar la mecánica para
llegar a la meta sin apuros. Al final, una quinta posición en un Rallye do Cocido de los más
exigentes para pilotos y máquinas que se recuerdan.

“En líneas generales estamos contentos. El resultado es muy positivo, estar aquí en el Top 5 en un rallye donde los pilotos del norte son tan competitivos demuestra que estamos
mostrando una buena progresión. Sumamos buenos puntos para la CERA y la copa de
Michelin. Ahora ya nos centraremos en nuestra próxima cita en el Rallye de La Nucía,
aunque antes saldremos al Rallysprint de Sant Julià para seguir ganando experiencia y
ritmo con el coche sobre asfalto”, añadía, muy satisfecho, Albert Orriols de su participación en Lalín.

También podría interesarte
Deja una respuesta