Tänak se aferra a su pequeña renta y Lappi aumenta el ritmo

Ott Tänak mantuvo la calma bajo la creciente presión de Esapekka Lappi y se colocó en cabeza tras la rápida etapa inicial del viernes en el Secto Rallye de Finlandia.

El estonio, dos veces ganador de este clásico de tierra, arrebató el primer puesto al líder inicial y compañero de Hyundai, Thierry Neuville, en el primer tramo y se aferró a esa posición durante todo el día.

Las frustraciones de la puesta a punto amenazaron con hacer tambalear la confianza de Tänak, especialmente durante la primera mitad de la jornada en los tramos al norte de la ciudad anfitriona, Jyväskylä.

Sin embargo, gracias a un pilotaje al límite, la estrella del i20 N mantuvo su ritmo y aventajó a su rival del Toyota GR Yaris, Esapekka Lappi, en 6,2 segundos en el ecuador del día.

Lappi, también antiguo ganador en Finlandia, respondió aumentando la presión por la tarde. Ganó tres tramos para reducir la diferencia, pero no pudo superar al líder.

Al final del día, Tänak tenía una ventaja de 3,8 segundos.

«Es mucho mejor de lo que esperábamos», dijo Tänak. «Definitivamente no esperábamos estar en la lucha, así que terminar el día en esta posición es realmente positivo».

«Los otros chicos tardaron bastante en despertarse, pero parece que los Toyota están llegando poco a poco a donde deberían estar.

«Vamos a ver mañana. Probablemente el tiempo también cambie un poco, pero diría que estuve al límite desde la primera curva del primer tramo», añadió.

Elfyn Evans fue lento en los inicios, pero se mantuvo en la tercera posición de la general. Llegó a la meta con 12,2 segundos de desventaja sobre Lappi y se vio envuelto en una apretada lucha con su compañero de equipo en el Yaris, Kalle Rovanperä, que terminó a sólo 1,7 segundos.

Como líder del campeonato, Rovanperä abrió pista y tuvo problemas para encontrar tracción en algunas de las secciones de tierra suelta, lo que provocó algunos momentos peliagudos. El joven de 21 años comenzará el sábado con una posición más favorable en la carretera y prometió un gran ataque en sus tramos de casa.

Craig Breen terminó a más de medio minuto de la cabeza como piloto de M-Sport Ford en la quinta posición de la general. Un problema con el intercomunicador en la primera especial fue un pequeño motivo de frustración y el piloto de Puma no supo por qué no tenía el ritmo necesario para luchar por la victoria de tramo. Takamoto Katsuta se quedó a 3,9 segundos con otro Toyota.

a casa en la séptima posición de la general. Al igual que Tänak, no estaba satisfecho con su puesta a punto y tuvo problemas para mantener la parte trasera del coche bajo control.

Los jóvenes de M-Sport Pierre-Louis Loubet y Gus Greensmith fueron octavo y noveno en la general, mientras que el líder del WRC2 Teemu Suninen completó el top 10 con un Hyundai i20 N Rally2.

El debut de Jari Huttunen en la máxima categoría se torció cuando su Puma tuvo un problema de presión de combustible al final del día, lo que le hizo caer muy abajo en la clasificación. Su compañero de equipo Adrien Fourmaux también tuvo problemas y sufrió una avería en el eje de transmisión, seguida de un fallo en la dirección asistida que le costó casi 20 minutos al principio del día.

 

También podría interesarte
Deja una respuesta