Titsa compra a Santa Cruz los terrenos de la sede de la compañía en Cuevas Blancas

El acuerdo acaba con la situación de irregularidad que se arrastraba desde hace más de 20 años al haberse construido los talleres y sede de Titsa en unos terrenos que eran del Ayuntamiento de Santa Cruz

Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa), empresa del Cabildo Insular de Tenerife, y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife firmaron esta semana las escrituras de compraventa de los terrenos en los que se construyeron, a comienzos del milenio, la sede y los talleres de la compañía de transportes situados en Cuevas Blancas. Un documento que fue rubricado por el presidente de Titsa, Enrique Arriaga, y el primer teniente Alcalde y concejal de Planificación del Territorio, Guillermo Díaz Guerra. Una transacción que se realiza por un importe de 2.438.232 euros.

Enrique Arriaga, señala que “para el Cabildo era vital terminar con esta situación de irregularidad, es inconcebible que se hubiera construido un edificio como el de Cuevas Blancas y que no se fuera el propietario de los terrenos y que tras dos décadas no se hubiera regularizado la situación. Por ello, el Cabildo transfirió los fondos necesarios a Titsa para que se ejecutara la compraventa”. A esto añade que “con la adquisición de los terrenos, además, la compañía aumenta su solvencia ante terceros, al poder contar con todos sus activos».

Por su parte, Guillermo Díaz Guerra destaca que “esta venta supone un ingreso por venta de patrimonio público de suelo y lógicamente irá destinado a cualquiera de los supuestos que recoge la Ley del Suelo, entre ellos el destinado a mejorar el parque de viviendas de protección pública”.

Tanto Arriaga como Díaz Guerra valoran la predisposición que hubo entre ambas partes para llegar a este acuerdo histórico.

Al comienzo de este mandato ambas administraciones comenzaron a trabajar en conjunto para llegar a un acuerdo a través de tasación y establecer un precio de venta justo de dichos terrenos que satisficiera a ambas partes y no causara un quebranto en las arcas de Titsa.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More