Toñi Ponce se alza con su noveno triunfo de un Telde que aportó muchas sorpresas agradables

Aunque tuvieron que dar el todo por el todo para llevarse el gato al agua, finalmente Toñi Ponce y Pedro Domínguez (Hyundai i20 R5) lograron ser los ganadores del Rally Ciudad de Telde, lo que supone que sea la novena ocasión que lo logra el veterano piloto grancanario.

Y eso que la cita del Campeonato de Las Palmas de Rallys empezó con el liderato de los lanzaroteños Raúl Hernández y Aitor Cambeiro (Peugeot 208 Rally4), que con la presencia del agua se movieron como pez en el agua consiguiendo llevarse el triunfo en los tres primeros tramos de la mañana para finalizar el primer bucle con 35.8 a su favor respecto a Toñi y Pedro.

Tercero se establecían Julio Martínez y Pedro Viera (Porsche 996 GT3) a 48,4, siguiéndoles Benjamín Avella y Agustín Alemán con el otro Hyundai i20 R5, a 59,9, Suso Lemes e Isable Pérez (Mitsubishi Lancer Evo VII), a 1:12.6, unos mayúsculos Santi Herrera y Blas J. Robaina (Peugeot 106 S16), que eran sextos absolutos. Séptimos eran el lanzaroteño Óscar Curbelo y la canariona Elizabeth de La Iglesia (Renault Megane Coupé), que lograban superar en 9.4 a Ayoze Benítez y Patricia González en su primer rally con el nuevo Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010.

Todo lo que había ocurrido en el primer bucle lo dictó la lluvia, y todo cambio diametralmente en la segunda pasada por los mismos tramos, puesto que con la aparición del sol, que secó los tramos, propició que Toñi y Pedro pusieran toda la carne en el asador para reducir toda la diferencia lograda por Raúl y Aitor en la primera pasada, empatando al final del sexto tramo.

Por detrás seguían Julio y Pedro, asegurando el tercer puesto, especialmente tras el abandono de Benjamín y Agustín cuando eran cuartos y decidían abandonar tras el final del cuarto tramo para darse cuenta en la asistencia que era un problema solucionable, por lo que decidían reengancharse y salir en las tres últimas especiales, pero ya per intentar marcar algún mejor tiempo de alguna especial. Lemes y Pérez ascendían a la cuarta plaza, pero viendo de reojo que Ayoze y Patricia le estaba pillando el tranquillo al GT3, por lo que les ‘amenazaban’ la cuarta plaza. Quintos se situaban Óscar y Elizabeth, que seguían maravillando, lamentando el abandono de Santi Herrera y Blas J. Robaina tras un brillante inicio. Séptimos eran Heriberto Santana y Luis Azael Falcón (Volkswagen Golf GTI), dejando con la boca abierta a muchos aficionados.

En el bucle final, cuyas tres especiales se quedaron en el casillero de Avella y Alemán, aunque no les valió en la general, ocurrió lo que se preveía que ocurriría: que Toñi y Pedro fueron más rápidos y lograron aventajar al final en 37.6 a unos magistrales Raúl y Aitor, que se llevan el honor de ser los líderes de la primera a la sexta especial, llevándose una maravillosa segunda plaza; que Martínez y Vera supusieron nadar y guardar la ropa con la tercera plaza, mientras que Benítez y González, con más kilómetros en el Porsche, fueron de menos a más para acabar cuartos, y que Suso y Patricia se llevan para Lanzarote un trabajado quinto puesto, seguidos de su paisano Curbelo y de La Iglesia, sextos.

Antonio Afonso y Jonay Miranda supieron reponerse a las grandes adversidades que le presentó la cita teldense, llevando su nuevo Mitsubishi Lancer Evo IX a la séptima plaza, el mejor resultado desde que tienen esta nueva unidad.

Merito, mucho, el que tiene un rally tras otro ‘Juanillo’ Betancor y Juan Carlos Díaz logrando llevar su veteranísimo Toyota Corolla Twin Cam finalizando octavos después del susto y lógico malestar por empezar el rally con un importante al estar casi media hora parados y encontrarse a Manu Naranjo (Peugeot 208 Rally4) atravesado en medio de la calzada al no poder controlar su montura al estar las gomas frías. A pesar de ello tiraron para adelante y meterse en el top 10 es un nuevo premio para ellos con el octavo puesto.

El lanzaroteño Yoday Betancort y el majorero Jonathan Hernández demostraron que cuando el Citroën C2 GT no les falla les permite rodar y hacer grandes carreras, como la de este fin de semana.

Cerraron el top 10 Aridane Almeida y Lorena Álamo (Seat Ibiza GTI 2,0 16V), otro equipo que demuestra que si la mecánica no les lastra pueden rodar fuerte para estar con los de arriba.

Cerca de meterse entre los diez primeros quedaron Gabriel García y Esau Suárez, que a pesar de salir con el número 52 pusieron su Renault Clio Sport en la undécima plaza.

Décimo segundos fueron los ganadores de la Copa Yaris, Gregorio González y Gabriel Rivero (Toyota Yaris T-Sport), que en el cuarto tramo eran terceros pero supieron superar a Tino Guerra y Miguel González, décimo segundos finales y segundos de entre los Toyota, y Octavio Verona, que se tuvo que retirar cuando perdía el liderato por problemas mecánicos. Tino y Octavio estuvieron más cerca que nunca de un dominante Gregorio.

Décimo terceros fueron los ganadores de la Copa Nissan Micra, Oliver Nieves y Javier Alonso, que en una estrecha pelea con José María Santana y Aday Ortiz (décimo sextos), tenían que poner toda la carne en el asador en la recta final para poder aventajarse. Una pena que en las verificaciones de oficio de la copa se decidiera excluir a Santana y Ortiz.

Décimo quintos fueron David González, habitual de la montaña, que junto a Francisco Martín pusieron su Honda Civic Type R en los puestos altos. Les seguían en la general Alejandro Arnáiz e Israel Granado (Toyota Yaris T-Sport), que fueron terceros de la Yaris y décimo séptimos absolutos.

Cerraron las 20 primeras plazas los segundos y terceros de la Copa Nissan, Jesé Ramos-Alejandro Falcón y Juanfra santana-Rubén Rodríguez, ambos equipos con sendos Nissan Micra N3, y Cristo Valido-Miriam Álamo (BMW 325i E36), primeros de la Copa BMW Power.

Destacar a tres equipos que no pudieron finalizar la cita pero que mientras estuvieron en carrera lo hicieron de manera brillante: Santi Herrera y Blas J. Robaina, que llegaron a roda con su Peugeot 106 S16 en la sexta plaza tras el bucle de la mañana; Heriberto Santana y Luis Azael Falcón (Volkswagen Golf GTI), que tuvieron que despedirse cuando eran séptimos, y Felipe González y Besay Rodríguez (Peugeot 309 GTI 16V), que a pesar de que una penalización les sacó de la décima plaza, estaban sorprendiendo a todos con su rapidez.

Clasificación

También podría interesarte
Deja una respuesta