Un gran Evans, intocable en la primera mañana

Elfyn Evans ganó los cuatro tramos del viernes por la mañana en el Rallye de Estonia y dejó a sus rivales sin aliento detrás de su Toyota GR Yaris.

El galés, que estaba a dos décimas de la cabeza en la tercera posición después de la especial del jueves por la noche en Tartu, se puso a la cabeza del pelotón en el tramo inicial de Peipsiääre de 24,35 km, el más largo del rallye.

Encabezó la tabla de tiempos en las tres especiales siguientes para llegar a la asistencia de mitad de etapa con una ventaja de 12,5 segundos sobre el héroe local Ott Tänak.

«Ha sido bastante bueno en general», sonrió. «El coche funciona bien y tengo confianza al volante. Sólo tengo que seguir así esta tarde. Las pistas podrían ser muy diferentes, no se puede dar nada por sentado.

«No fue una sensación tan agradable en el primer tramo porque no estaba del todo relajado, pero me sentí más cómodo en el siguiente, más acostumbrado a la velocidad», añadió Evans, que, como todos los aspirantes de la máxima categoría, está pilotando un coche híbrido de la nueva era del Rally1 sobre tierra super rápida por primera vez.

Tänak, al igual que sus compañeros de equipo del Hyundai i20 N, pasó la mañana ajustando la puesta a punto de su coche en un intento de mejorar el agarre.

El estonio notó que a su coche le faltaba potencia en el arranque, pero el problema se resolvió solo. Más tarde, admitió que su puesta a punto fue inicialmente en la dirección equivocada y empeoró el comportamiento.

«Hicimos algunos cambios y básicamente volvimos. Estoy pilotando muy fuerte, pero es más bien una lucha y no una conducción rápida. Espero tener un buen almuerzo y volveremos a salir», dijo.

El líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA y que abre pista, Kalle Rovanperä, se encontraba a 6,2 segundos de distancia, en tercera posición, con un GR Yaris, que se las arregló bien con las piedras sueltas en la superficie de la carretera, principalmente seca. El trío de cabeza ocupó los tres primeros puestos en los cuatro tramos.

Más de 20 segundos separaron al finlandés de Thierry Neuville, cuarto. El belga se pasó de frenada en una horquilla en la última especial con su i20 N, con lo que perdió agarre.

Tenía 2,6 segundos de ventaja sobre Esapekka Lappi, que sufrió problemas de frenos en su GR Yaris durante toda la mañana. No pudo utilizar el pie izquierdo para frenar y tuvo que cambiar su estilo de pilotaje.

Adrien Fourmaux ha disfrutado de las pistas rápidas con su Ford Puma y ha pasado de la 12ª posición de la noche a la sexta, justo por delante del GR Yaris de Takamoto Katsuta. El piloto japonés tuvo un comienzo estable tras volcar de shakedown del jueves, pero fue ganando confianza a medida que avanzaba la mañana.

Gus Greensmith tuvo problemas para encontrar su ritmo en la octava posición, por delante de su compañero de equipo con otro Puma Pierre-Louis Loubet y de un frustrado Oliver Solberg. El sueco perdió tiempo con un trompo y otra pérdida de tiempo y no tuvo confianza por la falta de agarre.

El líder de la noche, Craig Breen, fue el gran damnificado de la mañana. El irlandés era cuarto hasta que se salió de la carretera en una rápida curva a la izquierdas en el TC4, golpeando un poste en la hierba. El impacto rompió la suspensión delantera izquierda de su Puma y se retiró.

También podría interesarte
Deja una respuesta