Una vuelta al Circuito del Jarama con Jordi Gené

El CUPRA e-Racer, campeón del PURE ETCR (antecesor del FIA ETCR) el año pasado y primer turismo de competición eléctrico del mundo, exige el máximo a los pilotos. Pesa alrededor de 1.575 kilogramos y sus cuatro motores eléctricos le permiten desarrollar una potencia total de 500 kW (680 CV), lo que le convierte en uno de los turismos de competición más potentes del mundo. Con un par máximo de 960 Nm, acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza 270 km/h de velocidad máxima.

Debido a estas características, su conducción es totalmente diferente a la de cualquier otro vehículo de competición, hasta el punto de ser “brutal e incomparable”, según explica el piloto de CUPRA Jordi Gené.

“¡No hay nada comparable! Es un coche muy distinto. Los monoplazas con los que yo corrí son la antítesis del e-Racer, porque tienen poca potencia y poco peso. Podría llegar a compararse con los GT, pero aquellos eran coches ligeros y con mucha potencia”, explica Gené.

Jordi, que ha sido parte del desarrollo del e-Racer desde sus inicios, demostró durante el fin de semana del ETCR en el Jarama que la experiencia en este circuito es clave para obtener los mejores resultados. El español consiguió la pole position del “Pool FAST”, el grupo en el que competía, logrando un mejor tiempo de 1:37.123.

“Es un coche difícil, porque tiene un rango de uso óptimo del neumático muy estrecho, de una vuelta o quizás dos, lo cual es muy exigente. Al ser muy pesado, si no entras muy fuerte, no gira bien. Y si te pasas, te vas fuera de la pista”, asegura Gené, antes de explicar curva a curva la vuelta que le dio la pole:

“En la primera vuelta (de clasificación) vi dónde tenía margen y en la segunda mejoré bastante. La primera frenada del circuito fue perfecta y conseguí bajar dos décimas la referencia en este punto. En Le Mans entré colado, pero el coche sobregiró muy fácil y eso me ayudó. Vi que había mejorado otras tres décimas y eso me animó mucho. La zona de la Hípica me salió perfecta: entré muy fuerte y por encima del piano, al límite, casi a punto de perder el coche… pero lo paré bien, volviendo a bajar tiempo. La bajada de Bugatti fue fácil, sin errores. Y en Monza llegué bloqueando las ruedas, pero el coche paró justo, girando, y salió bien. En cualquiera de estas curvas, si me hubiera pasado de frenada, me habría ido largo y la vuelta no habría salido. Fue una vuelta perfecta”.

Gené realizó en el Jarama su mejor fin de semana desde que compite en el ETCR. Tras alzarse con la ‘pole’, logró la victoria en cuartos de final, fue tercero en semifinales y finalizó segundo en la Superfinal de su grupo, lo que le permitió sumar un total de 80 puntos que le colocaron en el tercer escalón del podio final.

CUPRA UrbanRebel, de la competición a la

El CUPRA e-Racer no fue el único CUPRA que debutó en el Circuito del Jarama durante el fin de semana del FIA ETCR. En el último box del trazado madrileño se situaron dos unidades del CUPRA UrbanRebel Concept, el prototipo que avanza el futuro modelo urbano 100% eléctrico de la marca, que llegará en 2025.

El CUPRA UrbanRebel Concept es el reflejo de la transferencia tecnológica de la competición a la carretera. Este modelo cuenta con hasta 320 kW (435 CV) de potencia máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

Ha sido diseñado para minimizar la resistencia con grandes entradas y salidas de aire y un spoiler de gran tamaño. Este diseño, en el que la aerodinámica se ha enfatizado al máximo, le permite rodar con mucho agarre pegado al asfalto y realizar trazadas en curva sin perder ni un ápice de estabilidad.

También podría interesarte
Deja una respuesta