Vehículos comerciales Citroën: al servicio de los profesionales

  • El sector del transporte y la logística es clave para asegurar el abastecimiento de productos y servicios. Miles de profesionales recorren kilómetros y kilómetros a bordo de sus vehículos para que cada cosa esté donde tiene que estar a su debido tiempo.
  • La marca concede una gran importancia a la herramienta de trabajo de estxs profesionalxs: los vehículos comerciales. La gama Citroën es un referente en el mercado: los Citroën Berlingo Van, Jumpy y Jumper ofrecen prestaciones, equipamiento de confort y avances tecnológicos al mismo nivel que los turismos de la marca.
  • Citroën ofrece una respuesta para cada necesidad, desde el furgón compacto y polivalente, como el Citroën Berlingo Van, hasta el Jumpy, que destaca por su gran número de posibilidades; o el vehículo de carga de grandes dimensiones, como el Citroën Jumper. Todos ellos con amplias posibilidades de transformación (ambulancias, mercancías, servicios de mantenimiento y limpieza, isotermo…), ya que la marca trabaja, además, con los mejores carroceros para crear vehículos que se adapten totalmente a la actividad de cada profesional.
  • En 2019 se vendieron a empresas y autónomos un total de 16.300 vehículos comerciales Citroën en España
  • Para atender posibles incidencias en los vehículos, Citroën ha puesto en marcha el teléfono 91 321 39 21.

 

Pensada para cubrir las necesidades de una gran diversidad de empresas y profesionales, la gama de vehículos comerciales Citroën está formada por tres modelos: el Citroën Berlingo Van, el Citroën Jumpy y el Citroën Jumper. Todos ellos cuentan con un diseño que transmite una imagen de robustez y fiabilidad, además de tecnologías y funciones de ayuda a la conducción equivalentes a las de los turismos de la marca. Estos tres referentes en sus respectivos segmentos se comercializan con un amplio abanico de tallas, opciones y transformaciones para adaptarse al máximo a cada actividad.

El Citroën Berlingo Van, que alcanza su tercera generación, todas ellas fabricadas en Vigo, supone un salto cualitativo en el mundo de los vehículos comerciales. Está pensado para ofrecer las prestaciones, el equipamiento, la tecnología y el confort de un turismo, pero diseñado con las necesidades de empresas, flotas y profesionales como fuente de inspiración. Robusto y muy coherente con la identidad de la Marca, ofrece confort y modularidad al máximo nivel. Ideal para transporte de mercancías a pequeñas tiendas y farmacias y para material de mantenimiento.

Su equipamiento no tiene nada que envidiar a los turismos de la Marca: incorpora 20 tecnologías de ayuda a la conducción y 4 tecnologías de conectividad, junto a motores eficientes y de altas prestaciones.

Se adapta a todo tipo de usos, gracias a sus posibles múltiples configuraciones en el habitáculo, con la cabina Extenso® o Doble Cabina, a 2 tallas, M y XL, y a 2 versiones novedosas, “Worker” y “Driver”, pensadas, respectivamente, para profesionales que se enfrentan a terrenos difíciles o a kilómetros de asfalto en grandes ciudades o carreteras. Sendas versiones se diferencian por su distancia al suelo, nivel de equipamiento o elementos de protección.

El Citroën Jumpy destaca una gama de siluetas y dimensiones que permiten trabajar con una herramienta fiable y totalmente adaptada a las necesidades de cada profesional. Está disponible en 3 longitudes (XS: 4,60 m, M: 4,95 m y XL: 5,30 m). La altura es una de sus grandes ventajas. Sus 1,90 m (en las tres longitudes en versión combi y en XS y M en el furgón) le dan acceso, sin problemas, a los estacionamientos subterráneos, un espacio normalmente vedado a vehículos de su segmento y que hace más fácil muchas operaciones de carga y descarga.

El Jumpy, ofrece equipamientos de tecnología avanzada, como la cámara con visión 180° (Top Rear Vision), que ofrece una mejor visibilidad en las maniobras y el Citroën Connect Nav, que ofrece una navegación conectada 3D gestionada mediante la voz y pantalla táctil de 7”. Además, en materia de seguridad aporta, entre otras funciones, el regulador de la velocidad activo, la alerta de riesgo de colisión y el Active Safety Brake.

El Citroën Jumper es el peso pesado de la gama de vehículos comerciales. Tras su potente arquitectura exterior se esconde un interior ergonómico, pensado para hacer más cómodas las labores cotidianas de transporte. Cuenta con una gama que se estructura alrededor de una gran variedad de carrocerías, longitudes, batallas, alturas y siluetas. Esta gran diversidad de versiones permite responder lo más ampliamente posible a las exigencias de cualquier empresa o profesional autónomo y da lugar a muchas posibilidades de transformación: ambulancias y transporte de grandes cantidades y materiales.

Los comerciales Citroën: una completa gama al servicio de lxs profesionales

También podría interesarte

Deja una respuesta