Victoria incontestable de Miguel Cabral con el Mitsubishi Lancer Evo X

 José Luis Rodríguez se impuso en la categoría de las CM.

– Javier Marrero-Isabel García fueron los vencedores en Regularidad Sport (media alta)

Este sábado se disputó la 18º Subida Villa de Moya con un destacado protagonismo de Miguel Angel Cabral, que llevó de nuevo a la victoria a su Mitsubishi Lancer Evo X, logrando un contundente mejor crono de 3.35.215, a una media de 107 km /h, obtenido en la segunda manga oficial. La categoría 1 o de los turismos fue la más disputada y en segundo lugar se clasificaba con otro Mitsubishi Lancer Evo Gustavo Bolaños, a 12 segundos de los vencedores y a su vez con otros cinco de ventaja sobre el siguiente en el podio final,  Cristian Alemán con su BMW M3, dos compañeros de podio que tenían muy complicado alcanzar al líder y vencedor final por las diferencias evidentes entre sus respectivos vehículos.

Esta prueba ha sido valedera para el Campeonato de Montaña de Las Palmas con una amplia participación, dividida en velocidad, regularidad y fórmula rallye. Y aunque el cielo estuvo amenazando lluvia durante toda la prueba, las primeras gotas no cayeron hasta el final de la entrega de trofeos, por lo que se corrió con piso seco en su totalidad.

Las tres primeras plazas estuvieron bastante claras desde el principio de la subida, sobre todo debido a la ausencia de los coches de la categoría Gt tipo Porsche y como se pudo confirmar en el desarrollo de la competición. Aunque a partir de ahí se estableció más de una pugna. La más esperada fue la del cuarto puesto entre los R-5 GT Turbo de José Calderín y Alexis Santana. Este último corriendo en casa exprimió al máximo su “soplillo” y marcaba un 3.58.3, que ya se quedaba como el mejor de esta zona desde la primera manga. Pero la supuesta mejoría de ese tiempo quedaba en el aire, ya que la caja de cambios del R-5 de Alexis decía basta y no pudo continuar la carrera.

Además de cuarto en la general, se llevaba el Trofeo Memorial Manolín Suárez, como primer piloto de Moya y también de la Copa R-5 Turbo Tenerife. Por su parte, el ganador Miguel Cabral sería también el primero de los pilotos del CD. Azuatil.

En barquetas (categoría 2), Bentejuí  Rodríguez sigue participando en solitario con su Norma, en esta ocasión con un respetable crono de 3.36.9 que se quedó a poco de ser el mejor de la jornada.

Igual ocurre con la pareja José Luis y Ricardo Rodríguez, los dos únicos pilotos en CM o barquetillas (categoría 3), donde de nuevo José Luis se hacía con el triunfo y un crono de 3.41.4.

En Promoción se impuso Cristian Aday Pérez con el Nissan Micra, mientras en la Copa Proauto fueron primeros Aarón Batista (1.6) y José Calderín (2.0), este último quinto de la general  con su poderoso “soplillo”, que sigue copando plazas altas de la clasificación general. Sexto y ganador de la clase 6 fue de nuevo Juan Betancort con el Corolla TC, por menos de dos segundos sobre Aday Pérez con el Peugeot 208 RC, que vencía en la clase 5B y sería séptimo de la general. José Martín con el Corolla finalizó octavo, seguido de Felipe González y Luis Sosa, que cerraban por este orden el «top-ten».

En la Copa BMW Power, el triunfo fue para Juan Cirilo Ramírez, mientras Antonio Medina se llevaba el apartado M3. Y en el resto de las clases, triunfos de Jonathan Guillén en la 5C, Ibán Montesdeoca en la 3, José Calderín en la 5A y Alexis Santana en la 4.

Mención especial a dos pilotos debutantes absolutos que han elegido Moya para dar el primer paso, Williams Rodríguez con el KIA Picanto y Antonio Griñán con el Peugeot 106.

REGULARIDAD SPORT

El Trofeo 50 se lo adjudicaban Pablo y Celeste Díaz, mientras en Regularidad (media baja), los mejores fueron los especialistas Carlos Miranda y Ana Niemczyk (Golf), con Gregorio Fontanilla-José María Emperador en la segunda plaza.

Y en Regularidad Sport (media alta), nuevo triunfo de Javier Marrero-Isabel García con el Golf, conquistando el segundo puesto finalmente Andrés García-Leonardo Perera, mientras la tercera posición del podio de RS se lo llevaron José Manuel Martín-Sonia Alonso.

La prueba se desarrolló sin incidencias importantes salvo el retraso originado por la limpieza del asfalto del aceite vertido por uno de los participantes en la primera de las mangas. Mucho público a pesar del temprano cierre de la carretera entre Moya y Fontanales donde se disputó la subida.

La prueba concluyó en el pueblo de Fontanales con la entrega de trofeos, que estuvo presidida por el alcalde de Moya, Raúl Afonso, que estuvo acompañado por varios de sus concejales, como Gilberto Sosa (Deportes) y Santiago Santana (Servicios), junto a representantes de los patrocinadores y de la organización del CD. Azuatil, además del presidente de la FALP, Miguel Angel Domínguez.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More