WRC2: Lappi en cabeza de la batalla

Esapekka Lappi mantuvo la calma para liderar la categoría WRC2 al final de una emocionante jornada inaugural en el Vodafone Rallye de Portugal.

Lappi, que pilota un Volkswagen Polo GTI R5 por primera vez desde su victoria en el Arctic Rallye de Finlandia en febrero, se colocó en primera posición tras el clásico tramo de Arganil el viernes por la mañana.

El liderato se ha ido alternando con cada tramo que pasaba y, tras 122,88 km de acción a fondo, su ventaja sobre su compañero de equipo en Movisport, Nikolay Gryazin, era de sólo 2,2 segundos.

Hablando de la rivalidad entre él y su compañero, Lappi admitió que la disfrutaba.

«Me gusta. Hace que las cosas sean más interesantes, y también te hace esforzarte más para intentar mejorar y ser mejor», explicó el finlandés.

«En general, ha sido un buen día sin ningún problema. Estoy luchando un poco con la parte delantera del coche – siento que está subvirando un poco – así que creo que si podemos arreglar eso luego los tiempos serán mejores. Por eso los tiempos han subido y bajado un poco», añadió.

La estrella de M-Sport Ford, Teemu Suninen, fue tercero en un Fiesta Rally2. El único problema real de Suninen fue causado por el polvo en suspensión en el TC3, cuando perdió unos 10 segundos. Sin embargo, se recuperó para ganar el tramo en la segunda pasada por Góis y terminó a sólo 9,8 segundos del líder.

Oliver Solberg disfrutó especialmente de su recorrido por la pista de rallycross de Lousada. Se llevó la victoria de tramo en un Hyundai i20 R5, ofreciendo un gran espectáculo a los aficionados y completando la acción del viernes a 17,8 segundos de Suninen.

El joven de Škoda Marco Bulacia se quedó a 1min 09.1s de Solberg en su debut en Portugal. El joven boliviano tuvo problemas con la puesta a punto del coche durante el bucle de la mañana, pero pudo mejorar su ritmo tras realizar ajustes en la suspensión.

El campeón defensor Mads Østberg tuvo un día de pesadilla al volante de su Citroën C3 Rally2. Perdió 1 minuto y 30 segundos en Arganil después de parar para cambiar un pinchazo, pero también le costó encontrar un ritmo cómodo en los tramos.

«Me gustaría poder disfrutar, pero estoy un poco decepcionado. Ha sido un día muy complicado, e incluso sin el pinchazo no tendríamos la oportunidad de luchar.

«Están pasando cosas extrañas, algo va muy mal», dijo el noruego, que se quedó a 1min 55.8s del líder Lappi.

La estrella checa Martin Prokop completó la clasificación a 2min 21.7seg. de Østberg en otro Fiesta.

El tórrido comienzo de temporada de Tom Kristensson continuó. El piloto de M-Sport Ford pasó la mayor parte de la mañana sólo con tracción trasera y finalmente se vio obligado a abandonar cuando su Fiesta se quedó atascado en una zanja en Lousã.

También se quedó fuera Eric Camilli, cuyo Citroën C3 abandonó después de tres tramos.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta