Camino libre para Ogier en Italia tras la pesadilla de Tänak

Sébastien Ogier se encamina a una notable victoria en el Rallye de Italia Cerdeña después de que la extrema segunda etapa del sábado diezmara a sus contrincantes para dejar a Toyota Gazoo Racing en el primer y segundo puesto.

El líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA comenzará la última etapa del domingo con una ventaja de 38,9 segundos sobre su compañero de equipo en el Yaris World Rally Car, Elfyn Evans, tras un día desastroso para Ott Tänak y Dani Sordo de Hyundai Motorsport.

Tänak llevaba 40 segundos de ventaja cuando esta mañana golpeó una piedra y rompió la suspensión trasera izquierda de su i20 World Rally Car. Ha sido el segundo rallye consecutivo en el que Tänak se retira siendo líder, después de sufrir un disgusto similar en Portugal el mes pasado.

Su abandono ha dejado a Ogier por delante, después de haber relegado a Sordo de la segunda posición. El día de Sordo tuvo un violento final en la penúltima especial, cuando se salió de la pista, chocó contra una alcantarilla y volcó. El impacto le arrancó la rueda trasera derecha y también quedó fuera.

Nunca se esperó que Ogier liderara aquí. Fue el primero en el orden de salida en el tramo inicial del viernes, barriendo la tierra polvorienta de la superficie para dejar más agarre a los que venían detrás. Hizo un magnífico trabajo para limitar la pérdida de tiempo y aprovechar la salida de Tänak.

El francés gestionó perfectamente su elección de neumáticos y ganó cinco de los ocho duros tramos del día. A medida que la superficie arenosa se iba limpiando, quedaba al descubierto una base rocosa dura y abrasiva que resultó ser dura para los coches y los neumáticos.

«Creo que ha sido un fin de semana perfecto para nosotros hasta ahora», dijo Ogier. «Hemos hecho todo lo que teníamos que hacer y tenemos que terminar el trabajo mañana. La única alarma fueron dos fuertes impactos esta mañana con grandes piedras en medio de la carretera que no pude evitar, que levantaron la parte delantera del coche.»

Evans tuvo problemas para encontrar un ritmo consistente en la primera etapa, pero el galés ha rejuvenecido hoy. Los cambios de puesta a punto le proporcionaron un mejor feeling con su Yaris y ganó dos tramos, sacando lo mejor de su lucha con Thierry Neuville para aventajar al belga en 22,7s.

También podría interesarte
Deja una respuesta