El Lancia Fulvia Coupé Rallye gana el Rallye Monte-Carlo Historique

  • Un Lancia Fulvia Coupé Rallye 1.3 S de 1970 triunfa en la 25ª edición del Rallye Monte-Carlo Historique.
  • El Fulvia representa uno de los iconos históricos de la marca Lancia que han inspirado el diseño de los futuros automóviles de la marca.
  • La marca Lancia sigue siendo la de mayor éxito en el mundo de los rallies.

Un Lancia Fulvia Coupè Rallye 1.3 S de 1970, conducido por los suizos Claudio Enz y Cristina Seeberger y perteneciente al equipo Kessel, se hizo con la victoria en la 25ª edición del Rallye Monte-Carlo Historique, la recreación histórica del rally por carretera más antiguo del mundo.

Lancia sigue siendo la marca más laureada de la historia de los rallies, con nada menos que 15 títulos mundialesentre pilotos y fabricantes, con modelos legendarios como el Fulvia, el Stratos, el 037 y el Delta, que enlas décadas de 1970 y 1980 dominaron los rallies internacionales.

Resulta de lo más fascinante la historia del Fulvia Coupé, uno de los coches más icónicos de la marca, que está inspirando el diseño de futuros modelos, y cuyo eclecticismo lo convierte en un modelo agresivo y ganador en su versión de carreras, y, al mismo tiempo, en un elegante coupé de carretera con un acogedor interior.

La historia del Fulvia comienza en 1965, cuando debuta en el Salón del Automóvil de Ginebra como un elegante coche compacto que, en comparación con la berlina presentada en 1963, hace gala de una línea más ágil y deportivauna configuración de 2 plazas más 2, un interior luminoso, grandes ventanillas y un parabrisas y luneta trasera inclinados.

El Fulvia Coupé se inspira en las líneas de las lanchas rápidas Riva, con su elegante frontal y su cola de corte neto. En su debut, conquistó al público y a la crítica con su clásica cabina «en torreta», caracterizada por una gran superficie acristalada y unos esbeltos pilares, para disfrutar de una excelente visibilidad exterior. El interior es a la vez deportivo y sumamente elegante, con salpicadero y volante de madera, además de una completa instrumentación en la que destacan el cuentakilómetros redondo y el cuentarrevoluciones.

Su debut en el mundo de las carreras tuvo lugar en el Tour de Corse en 1965. Este fue el comienzo de una larga aventura deportiva, que vería al Fulvia en 1966 en una versión HF (High Fidelity, el nombre del equipo de carreras de Lancia). En 1967 se presentó la nueva versión 1.3 y en 1968 la 1.6, que consagró definitivamente al Fulvia en la escena deportiva internacional. En 1972, Lancia entró en la leyenda con el Lancia Fulvia HF 1600, con el número de competición 14, que ganó el Rally de Montecarlo pilotado por Munari-Mannucci, imponiéndose a una feroz competencia.

La 25ª edición del Rallye Monte-Carlo Historique se celebró del 27 de enero al 1 de febrero, con la participación de 19 automóviles de Lancia pertenecientes a clientes privados. La edición, como es habitual, está reservada a coches clásicos que han participado en al menos un Rally Automobile Monte-Carlo antes de 1983. Con más de 200 coches participantes, fueron muchas las etapas de salida, incluyendo Oslo, Londres, Bad Homburg y Reims, así como Turín, donde se expuso para la ocasión un icónico Lancia Rally 037 de la colección histórica de Stellantis.

También podría interesarte
Deja una respuesta