Belén García, satisfecha de su esperado estreno en Le Mans pese a las dificultades

-La piloto apoyada por el RACC cumple su sueño de competir en el incomparable circuito de La Sarthe con motivo de la Road to Le Mans, antesala de la mítica prueba de 24 horas de resistencia que cumplirá mañana 100 años.

-La española y su compañero Mark Richards cierran su participación en la segunda cita de la Michelin Le Mans Cup con una 17ª posición en la manga del jueves y un 13º puesto logrado este viernes.

-En la segunda carrera, ha tenido el podio a su alcance, tras rodar en segunda posición, pero un inoportuno safety car ha arruinado sus posibilidades.

-«Sólo el hecho de estar aquí, conocer el circuito y correr en él, aunque no haya sido en la carrera principal, ha sido increíble. Siempre había soñado con esto, y se ha hecho realidad, así que ha sido una pasada».

Por fin se ha cumplido el sueño y Belén García ha culminado su ansiado debut en el legendario circuito de La Sarthe al finalizar las dos carreras de la Road to Le Mans, la segunda cita de la Michelin Le Mans Cup, con un 17º puesto (ayer) y un 13º cosechado este viernes.

El estreno de García en este imponente escenario ha coincidido en el espacio y el tiempo con el centenario de la mítica carrera de las 24 Horas de Le Mans, que arrancará este sábado a las 16:00h CEST, algo que sin duda se ha convertido en una de las mejores experiencias de la catalana en su trayectoria deportiva.

«Ha sido algo muy especial para mí, porque es un circuito histórico y una prueba histórica que justo celebra ahora su centenario. Sólo el hecho de estar aquí, conocer el circuito y correr en él, aunque no haya sido en la carrera principal, ha sido increíble. Siempre había soñado con esto, y se ha hecho realidad, así que ha sido una pasada«, confiesa la piloto apoyada por el RACC.

Enrolada en el equipo británico 360 Racing, donde comparte volante con Mark Richards, Belén García afrontaba la prueba con la expectativa de aprender rápidamente los trucos de un trazado completamente nuevo para ella, con el fin de exprimir al máximo sus posibilidades en la sesión de clasificación y las dos carreras previstas. Pero entre coches de seguridad, banderas amarillas y slow zones sólo pudo completar una sola vuelta en verde en los entrenamientos libres del miércoles.

Con estas circunstancias, y sin haber podido rodar suficiente en condiciones, la de L’Ametlla del Vallès marcó el 30º puesto para la parrilla de la primera carrera, que se disputaría pocas horas después con un total de 54 coches en liza. En el arranque, el compañero de García, Mark Richards, hizo un buen trabajo y logró recuperar diez posiciones, beneficiado –en parte– por algunos lances que dejaron fuera de combate a algunos de los rivales. En su relevo, el ritmo de la piloto española fue progresando de menos a más a medida que iba familiarizándose más con el circuito y logró escalar tres puestos más hasta cruzar la meta en una meritoria 17ª posición (a 22.577 del primero), no sin antes protagonizar varias luchas que podrían haberle hecho ganar algún puesto más.

«Calificar en 30º lugar fue duro y no estamos contentos obviamente. Me faltó haber podido exprimido mejor la sesión de libres, pero luego, analizando los datos de la sesión de clasificación, pudimos obtener una información que nos vino muy bien para aplicarlo en carrera«, explica la barcelonesa.

En la segunda manga de la Road to Le Mans, disputada este viernes, se han intercambiado los papeles. Belén García ha sido la encargada de tomar la salida, esta vez en una esperanzadora quinta posición en la parrilla, tras la buena clasificación en la qualy 2 de Richards. La española ha tirado fuerte para ponerse tercera en la primera vuelta y segunda en la siguiente. Pero en plena lucha por el podio, un inoportuno safety car ha dado al traste con las esperanzas del equipo.  «Ahí hemos perdido toda la ventaja que habíamos generado y ha sido difícil mantener las posiciones«, reconoce.

Tras el cambio de piloto, Richards ha ido perdiendo puestos con rivales de categoría Silver hasta terminar en 13ª posición (a 23.895 segundos del vencedor). Un resultado que sabe a poco ante lo que podría haber sido, aunque bien vale la satisfacción de haber superado las dificultades y haber completado las dos carreras en la antesala de las centenarias 24 Horas de Le Mans.

Cumplido el sueño de Belén García, sólo quedar esperar que convierta en realidad otro mayor todavía: participar en la carrera principal de este evento referente en el motorsport mundial. Mientras tanto, la temporada de la Michelin Le Mans Cup seguirá adelante con su calendario. Próxima parada, Paul Ricard el 16 de julio.

También podría interesarte
Deja una respuesta