25 años del duro abandono de Carlos Sainz y Luis Moya que evitó su tercer título del WRC con la famosa frase “trata de arrancarlo, Carlos”

Se cumplen 25 años del dramático momento donde los españoles Carlos Sainz y Luis Moya veían con impotencia como su Toyota Corolla WRC se quedaba parado y no volvía a arrancar a pocos metros de la meta del Rally de Gran Bretaña de 1998, no pudiendo lograr su tercer título del WRC. Un momento que siempre será muy recordado por la famosa frase “trata de arrancarlo, Carlos”.

También podría interesarte
Deja una respuesta